Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Ya no tendrás que ir al gimnasio, una copa de vino equivale a una hora de ejercicios

Un estudio reveló que un vaso de vino tinto es equivalente a una hora en el gimnasio. En la Universidad de Alberta en Canadá descubrieron que los beneficios de salud del resveratrol, un compuesto encontrado en el vino tinto, son similares a los que obtenemos al hacer ejercicio.

Jason Dyck, investigador de la Universidad de Alberta

Jason Dyck, investigador de la Universidad de Alberta

¿El vino es más útil que una sesión extrema de ejercicios? Se podría decir que sí.  De acuerdo Jason Dyck, investigador, estos hallazgos podrían particularmente ayudar a aquellos que no pueden hacer ejercicio. El resveratrol mejora el rendimiento físico, la función del corazón y la fuerza muscular, de la misma manera que lo haría una sesión de gimnasio.

“Creo que el resveratrol podría ayudar a las poblaciones de pacientes que quieren hacer ejercicio pero son físicamente incapaces. Podría simular los beneficios del ejercicio para ellos”, aclara el investigador.

Los estudios han revelado que las personas que beben una copa de vino tinto al día tienen menos probabilidades de desarrollar demencia o cáncer, es bueno para el corazón, anti-envejecimiento, aumenta la frecuencia cardíaca y puede regular el azúcar en la sangre.

Más vino.

El único detalle del estudio, es que los resultados se midieron en ratas y no en personas, por lo que aún debe ser comprobable en el cuerpo humano.

El resveratrol también se puede encontrar en arándanos, mantequilla de maní, uvas rojas y chocolate negro. Así que si no eres fanático del vino, una cucharadita de mantequilla de maní no está mal.

¿Cuándo nos tomamos una copa de vino?