Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Vivía en la calle hasta que conoció a este perro vagabundo y su vida cambió en 180 grados

Cuando Walter Sanders conoció a Dinker, sus vidas cambiaron y desde entonces son inseparables.

El barrio de Skid Row en Los Angeles, Estados Unidos, se caracteriza por el tráfico de drogas, las bandas callejeras y la prostitución. Ese es el lugar en donde viven decenas de perros abandonados y personas sin hogar.

INTERIOR4

Este es el caso de Walter Sanders, que pasaba por un muy mal momento sin tener donde vivir, y Dinker, un perrito que vivía en una caja en medio de clubes nocturnos.

INTERIOR2

El hombre, afortunadamente, recibió la noticia de que había sido aceptado para vivir en una habitación con un baño compartido, subsidiado por el gobierno. Estar ahí ya era una alegría para él, pero lo único que hacía falta para que fuera perfecto era un compañero de habitación.

INTERIOR6

Salió en búsqueda de un perro para adoptar. Se encontró con Dinker y automáticamente supo que él sería su compañero. Ellos habían vivido en la misma situación: sin donde comer, sin donde dormir y sin donde vivir. Pero el destino los unió y ahora son inseparables.

INTERIOR

Walter se lo llevó a su nuevo hogar y le dio el amor que nunca había tenido, pero los animales no viven de cariño. Por suerte, en ese momento apareció la organización Downtown Dog Rescue, que se dedica a ayudar a las mascotas de personas con pocos recursos. Querían ayudar a que estos dos amigos y compañeros tuvieran una vida juntos dignamente.

INTERIOR3

La organización los proveyó de todos los cuidados necesarios para que el perro y él pudieran vivir bien. John Hwang, el fotógrafo que capturó las imágenes de todo este período, habló sobre la ayuda que prestó la fundación.

INTERIOR5

“Le dieron un cupón para que viera a un veterinario. Le proporcionaron todas las vacunas y le dieron una bolsa de regalos llena de golosinas y juguetes para perros, un arnés, todo”.

INTERIOR7

Después de esto, los días solitarios y las noches frías sin donde dormir terminaron. Walter y Dinker ahora son inseparables y se acompañarán toda la vida.

Fotos: John Hwang

pixel