Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Viajaron a Cuba para tener la boda de sus sueños y jamás imaginaron que pasarían el mayor susto de sus vidas

De manera posterior a la boda, la pareja confesó que no pudo disfrutar del día que tanto habían planeado.

Sarah y John Wenham, del Reino Unido, tenían todo perfectamente planeado para tener la boda que siempre desearon. Luego de años ahorrando los 30 mil dólares que necesitaban, lograron viajar a Cuba junto a 24 invitados. Sin embargo, jamás pensaron lo que tendrían que enfrentar estando allá.

Y es que la tranquilidad que imperaba mientras se encontraban en el ensayo de su ceremonia, se vio interrumpida por el derrumbe del techo del hotel en el que hicieron las reservas.

Pese a que no hubo víctimas fatales, la mayoría de los presentes sufrió lesiones. Cabe decir que la novia tuvo una herida de diez puntos en su cara y sus dos hijas quedaron atrapadas bajo los escombros. El novio, por su parte, alcanzó a darse cuenta de lo que sucedería y, al salvar la vida de su bebé de 20 meses, se fracturó dos costillas y quedó con severos hematomas, según indica el sitio Infobae.

John manifestó que “en una fracción de segundos todo lo que habíamos planeado y guardado durante tanto tiempo había desaparecido. Nos sentimos terrible porque tanta gente había gastado tanto dinero y había viajado para estar con nosotros para nuestro día especial y sucedió esto”.

Por su parte, Sarah recordó que “estábamos a punto de reunirnos con el personal del hotel para discutir nuestros planes de boda en el vestíbulo, cuando John señaló el techo que empezó a moverse. Un fuerte golpe y de repente se derrumbó y cayó sobre nosotros”.

En esa línea, agregó que su mayor temor fue cuando notó que su cabeza estaba sangrando y cuando se percató de que sus hijas estaban atrapadas. “Vi que la sangre empezaba a salir de mi cabeza y pensé en ese momento que iba a morir”, precisó.

Finalmente, la pareja que además se contagió de salmonella en el hotel, tuvo que casarse tal y como lo tenían planeado pero en otro recinto.

“No pudimos disfrutarlo y sólo queríamos ir a casa”, confesaron.

Fotos: Facebook.

pixel