Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Verdad dolorosa: solo a la mitad de tus amigos le interesa realmente lo que te pasa

La amistad es una de las relaciones más importantes que desarrollamos en nuestra vida, pero pocas veces reflexionamos seriamente sobre ella. Te has preguntado durante el último tiempo ¿a cuántos de tus cercanos puedes llamar amigos de verdad? Y de esas personas, ¿cuántas corresponderían a ese sentimiento? Un estudio dice que las posibilidades son escasas y se sitúan en torno a un 50/50.

La investigación se centró en 600 estudiantes a los que se les pidió evaluar sus amistades, y los resultados fueron bastante deprimentes. En la mayoría de los casos, solo el 53% de las relaciones resultaron ser mutuas, mientras que el resto se encontró con amistades unilaterales.

Uno de los investigadores cree que los resultados muestran que las personas generalmente son “malas para juzgar quiénes son sus amigos”. También agregó que cuantos más amigos tengas, menos posibilidades tendrás de ser llamado mejor amigo.

No podemos tener relaciones significativas con todos nuestros cercanos y eso es un hecho simple que todos debemos aceptar. A medida que envejecemos, acumulamos más conocidos y si tienes problemas para cortar los lazos con las personas, es posible que te sientas abrumado por las conexiones sociales.

Algunos expertos creen que al tener muchos amigos nos estamos protegiendo de las falsas expectativas. No invertimos tanto tiempo y esfuerzo en 5 amigos en comparación con el esfuerzo que ponemos con 2 amigos, por lo que no estaremos tan decepcionados cuando perdemos uno o nos sentimos traicionados por otro.

Aún así, estamos asumiendo demasiada responsabilidad al intentar estar allí para tantas personas diferentes. Tener demasiados amigos puede tener un efecto completamente opuesto al provocar sentimientos de soledad, ansiedad e incluso una mayor probabilidad de muerte prematura, Genial. Guru.

Por eso es mejor tener pocos amigos, pero realmente buenos. Y es que los verdaderos amigos pueden ser muy beneficiosos para nuestra salud mental y, de hecho, nos ayudan a superar un problema personal, una tragedia o incluso nos brindan un hombro para llorar. Podemos esperar tal apoyo solamente creando una conexión significativa con alguien y devolviendo todo lo que estamos recibiendo.

Un estudio también encontró que las amistades pueden reducir nuestras posibilidades de contraer una enfermedad crónica o un derrame cerebral, que a menudo están relacionadas con la ansiedad y la sensación de aislamiento.

Foto: NBC.

Etiquetas