Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Uno de cada cinco estadounidenses prefiere guardar el dinero en casa y no en el banco

Parece una medida anacrónica, pero lo cierto es que cada vez más estadounidenses prefieren guardar su dinero en casa y no tenerlo en el banco. Es más, según las últimas encuentras, uno de cada cinco ciudadanos norteamericanos ha optado por tener sus ahorros “bajo el colchón”.

De acuerdo a un estudio de MetLife, la mayor empresa de seguros de Estados Unidos, el 20% de los encuestados ha decidido huir de los bancos para guardar sus ahorros dentro de casa. El miedo a una hipotética recesión ha provocado que una importante parte de la población norteamericana haya comenzado a tener su dinero en el hogar, alejándolo de las tradicionales entidades bancarias.

Este estudio también asegura que el 41% de las personas que tienen sus ahorros invertidos en diferentes planes ahora los revisa de manera más habitual, con el objetivo de comprobar que se están cumpliendo las condiciones pactadas previamente. Y, además, asegura que el 40% de los encuestados ha comenzado a cancelar gastos, ahorrando más dinero ante la perspectiva de que en los próximos años puedan venir tiempos difíciles.

El planteamiento de quienes lo hace es sencillo: si yo guardo mi dinero, sé lo que está pasando en cada instante con él, dónde está y, si lo necesito, solo tengo que acudir a él, sin miedo a que al ir a una entidad me pueda encontrar sin la liquidez que necesite en un momento determinado, consigna El Confidencial. 

Pero los expertos advierten de que tenerlo en casa podría no ser la mejor opción. Esta situación podría llevar a un proceso de inflación, que terminaría restando valor al dinero; tampoco se obtienen ganancias, ya que se pierden los intereses que ofrecen los bancos; es poco seguro, pues existe el riesgo de que se pueda dañar, destruir o perderse. El simple paso del tiempo, un incendio o un robo pueden hacer que se pierdan buena parte de los ahorros, algo que en el banco no nos ocurriría, al estar protegido. Y, en caso de suceder, se subsanaría por parte de la entidad.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas