Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Una madre puso un guante sobre su hijo prematuro y el resultado fue asombroso

La simple idea de una mamá para auxiliar a su bebé se convirtió en un excelente método para ayudar a otros recién nacidos. 

El amor de mamá es el más incondicional de los afectos, lo que a veces además puede resultar en una idea genial, como la que se le ocurrió a Yamile Jackson, una doctora en Ergonomía y Factores Humanos, quien en el 2001 tuvo un parto prematuro, a causa de preeclamsia severa (hipertensión arterial), además de otras complicaciones.

El nacimiento de su hijo Zachary se produjo a las 28 semanas de gestación, lo que derivó en que pesara menos de un kilo y que debiera permanecer 155 días en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales. Esta situación llevó a la mamá a idear una manera de hacer más confortable la estadía de su bebé en el hospital, ya que si bien pasaba todo el día a su lado, por las noches tenía que separarse de él.

zaly-2

Lo que ella quería era que su hijo no se percatara de la separación, y que al contrario, sintiera que estaba junto a él incluso cuando no lo estaba físicamente. Para conseguirlo tuvo la estupenda idea de rellenar con semillas un guante de látex y posarlo junto al pequeño Zachary cada noche que permaneció internado. Pero no solo eso, sino que durante el día se aferraba constantemente al guante, para impregnarlo con su aroma y que la simulación fuera más real.

zaky-4

Los buenos resultados de “El Zaky”, como llamó al invento, la llevó a pensar cómo seguir ayudando a su hijo y a los demás bebés prematuros que deben estar una larga estadía en la UCIN. Entonces, cuando su pequeño ya estaba en el hogar, recibió la llamada de una de las enfermeras del hospital, quien le dijo si podía hacer más guantes para los demás recién nacidos, ya que habían visto los buenos resultados que dio en el pequeño Zachary.

Yamile Jackson hizo 100 guantes para donar al hospital y como doctora se puso a investigar cuáles son los beneficios que entregaba a los bebés. Fundó la empresa Natured by Desing e incluso recibió un subsidio de la famosa presentadora de televisión Oprah Winfrey, quien suele apoyar iniciativas de esta naturaleza.

zaky-6

 Los resultados de su investigación fueron asombrosos. Los guantes no solo resultan un implemento que entrega comodidad, sino que al tener el aroma de los padres y entregar la sensación de tacto constante, ayuda a la autorregulación de la respiración y reduce los episodios de falta de oxígeno en los bebés prematuros.

Otro estudio independiente de investigación clínica que analizó los efectos del uso del guante, concluyó que los bebés que lo utilizan siempre con el aroma de los padres impregnado no sufrieron ningún episodio de falta de oxigenación, mientras que en los que lo utilizaron sin el olor de los papás, las complicaciones solo se redujeron en un tercio.

Por cierto que los “Zaky” deberían ser un bien de primera necesidad para padres de hijos prematuros.

Fotos: Natured by Desing.

pixel