Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Una fanática inglesa es despedida tras ser vista por su jefe en la semifinal contra Dinamarca: había dicho que estaba enferma

Inglaterra es uno de esos países cuya pasión por el fútbol, muchas veces, va más allá de lo racional, y eso hace que se conozcan historias inverosímiles, como la de Nina Farooqi, cuya estrategia para librarse del trabajo e ir al estadio a la semifinal entre la selección inglesa y Dinamarca terminó por costarle mucho más que el precio de la entrada.

La mujer de 37 años consiguió tickets para el partido de su país contra Dinamarca a última hora y, pensando que no le darían el día libre, aseguró a su empresa que no podía ir a trabajar por estar enferma. Pero cuando la selección inglesa igualó la contienda en el minuto 40, la televisión enfocó a Farooqi celebrando el gol del empate, justo detrás de la portería. De hecho, esa precisa imagen la compartió también la presentadora de televisión Stacey Dooley.

De acuerdo a Daily Mail, la mujer fue “pillada” por su jefe y perdió su trabajo de Coordinadora de Contenido Digital en Composite Prime. “Dijeron que habían visto que fui al partido y yo fui honesta en por qué lo hice. Pero no tuvieron ningún tipo de compasión conmigo y dijeron que eso era todo. Es su decisión y la consecuencia de lo que hice”, contó a los medios ingleses.

“Hay un poco de arrepentimiento, nadie quiere ser despedido, pero también hubiese odiado el arrepentimiento de perdérmelo. Lo haría todo de nuevo”, aseguró la mujer.

Foto: Captura de pantalla – ITV SPORT.

Etiquetas