Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Un hombre heredó una casa y lo que encontró allí escondido cambió su vida para siempre

Al recorrer los distintos rincones de la vivienda, el nuevo propietario fue descubriendo un especial tesoro con el que jamás pensó encontrarse. 

Heredar una casa siempre puede ser una buena noticia, más aún cuando en su interior se pueden encontrar objetos con gran valor sentimental o monetario, los cuales pueden darle un giro a la vida del afortunado.

Tal es el caso de un hombre francés, quien encontró nada más ni nada menos que 100 kilos de oro escondidos en varios rincones de la vivienda, ubicada en Normandía, oeste de Francia.

El pozo estaba compuesto por 500 piezas de oro, dos para de 12 kilos cada una y 37 lingotes de 1 kilo cada uno, ocultos bajo muebles, entre la ropa y en el baño, detalló el subastador local Nicolas Fierfort a The Telegraph, y cuyo valor se estima en casi 4 millones de dólares.

El francés, además, encontró algunas monedas doradas escondidas en un paquete de una botella de whisky y en una caja metálica bajo un mueble.

El antiguo dueño de la casa había adquirido la fortuna legalmente entre los años 1950 y 1960, tal como se demostró con los certificados de autenticidad encontrados.

Así es como el afortunado heredero podría cambiar radicalmente su vida al verse beneficiado con el 45% de la fortuna, cerca de 1.8 millones de dólares, tal como estipulan las leyes de sucesiones de Francia.

Foto: Referencial / Shutterstock

pixel