Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Un grupo de fotógrafos entró al rancho de Michael Jackson y esto fue lo que encontraron

En el 2003 el Rancho Neverland, de Michael Jackson, fue registrado por policías del condado de Santa Bárbara en el medio de las acusaciones al cantante por abuso sexual de menores.

Luego de ese incidente, Michael decidió no retornar al rancho, alegando que había sido “violado” por el allanamiento y se relocalizó a Bahrein, como huesped del Sheik Abdullah.

Entrada al rancho Neverland

En el 2006, Jackson despidió a los trabajadores del rancho y quedó abandonado de forma definitiva. En 2008 la deuda del lugar llegaba a 24 millones de dólares.

En ese momento el déficit fue pagado por el grupo de inversión Colony Capital, permitiendo que Jackson mantuviera un porcentaje de propiedad.

Luego de su muerte el sitio (de 1200 hectáreas y que fue comprado en 1988, por un precio de entre 16 a 30 millones de dólares) se disputó entre los herederos de Jackson y Colony.

Escultura de niños

Pero antes de todo eso, un grupo de intrépidos fotógrafos dedicados a entrar en lugares abandonados y retratarlos se coló en el inmenso terreno y registró en algunas de sus particularidades.

Entrevistados por la revista Vice, y para proteger sus identidades, se les concedió los nombres de las Tortugas Ninjas: Rafael, Leonardo y Donatello.

Entre las cosas que encontraron se cuentan: un sello de un niño subido a una media luna, muy similar al logo del estudio de cine Dreamworks.

Dibujo en el piso

Un gigantesco reloj eléctrico que se encontraba parado por la falta de energía.

Reloj de Neverland

Multitud de obras de arte, algunas compradas, otras encargadas, ya que Michael era un gran coleccionista.

Dibujo de Michael Jackson junto a niños

Estatuas de niños en posiciones extrañas y soñadoras.

Estatua de un niño posando

Zoológicos abandonados (en realidad nunca llegaron al zoológico, ya que quedaba muy lejos, y solo podemos imaginarnos que había un montón de jaulas oscuras.)

Letrero de la entrada al Zoológico de Neverland

Una foto del ejecutivo discográfico (y esposo de Thalía), Tommy Mottola dibujado como si fuese el demonio.

Dibujo de Tommy Mottola

Además, se encontraron con que el agua todavía circulaba, las habitaciones y estatuas se encontraban limpias de polvo, y con una inmensa habitación para juguetes de 20 por 10 metros, donde habían “modelos de Lego de tamaño natural y juguetes gigantes de Darth Vader”.

La cocina contaba con un menú escrito, lleno de comida típica de un niño: jugo de uva, macarrones con queso, sandwichs de mantequilla de maní y mermelada.

Antigua caja registradora

Si bien por momentos estuvieron muy nerviosos, la realidad es que la seguridad se concentra en la puerta del lugar y que una vez superada todo era bastante sencillo.

Puerta con dos niños en bronce

Además, hay que reconocer que con su locura y falta de respeto a las leyes, los fotógrafos nos han brindado unas espectaculares fotos de el último lugar donde habitó el Rey del Pop, un paraíso en decadencia y ruina donde alguna vez esa alma torturada intentó ser feliz.

El rancho hoy en día está en venta, con un precio de 100 millones de dólares, ofrecido por la compañía que lo compró a Jackson.

Carros chocadores

Quizás estos muchachos sean las últimas personas que observaron y sacaron unos pocos registros al lugar donde habitó el último gran “Rey del Pop”.