Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Un conductor se estrelló en la misma casa tres veces… con dos autos diferentes

Los agentes de policía deben tener cientos de historias que son difíciles de creer, por lo insólitas, enredadas y dignas de una película de humor absurdo. La ocurrida en San Rafael, a 24 kilómetros al norte de San Francisco (EE.UU.) seguro que califica como una de las más extrañas.

Cerca de las 3 de la madrugada del miércoles, la Patrulla de Carreteras de California en el condado de Marin recibió una llamada sobre un conductor ebrio que se había estrellado contra una vivienda…con dos autos diferentes. Sin entender muy bien lo que había ocurrido, fueron hasta el lugar para corroborar los hechos.

“Por lo que hemos podido averiguar, en algún momento alrededor de las 2:45 (del miércoles) un individuo con las facultades completamente disminuidas se salió de la calzada con su Mustang amarillo y chocó con la reja de una casa. Al darse cuenta de lo ocurrido intentó abandonar el lugar del accidente antes de que nadie lo identificase, pero no hizo más que empeorar la situación porque estaba incapacitado para conducir. El Mustang atravesó la cerca y se estrelló contra la casa del denunciante”, dice el relato que la Policía publicó en su página de Facebook.

Según señalan, el dueño de casa se levantó asustado al escuchar los ruidos que provenían del exterior. Al ver lo que había ocurrido fue hasta el Mustang y tomó las llaves y llamó a la Policía.

El conductor, ebrio y con nada de juicio en ese momento, no se detuvo e intentó huir en el auto del dueño de casa, un Toyota RAV4 de color gris que estaba estacionado en el frente. Sin embargo, su poca claridad le jugó en contra nuevamente: puso la palanca en D de “Drive” en vez de R de marcha atrás y aceleró a fondo atravesando la pared de la casa, justo al lado de su malogrado Mustang amarillo.

Al ver lo que había ocurrido con su casa…y ahora con su auto, el dueño de casa corrió donde el intruso e intentó arrebatarle las llaves, pero el sujeto comenzó a golpearlo en la cara.

Finalmente llegaron los policías quienes arrestaron al sujeto que “todavía estaba intentando conducir el vehículo sin darse cuenta de que no tenía las llaves”.

Fue acusado de conducir bajo la influencia del alcohol y drogas, además de los cargos de agresión y robo de un vehículo. Por su parte, el malogrado dueño de casa aún se recupera de los golpes que recibió.

Foto: Facebook

Etiquetas