Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

A este policía lo fotografiaron comiendo en horario de servicio y no creerás con quién estaba

El alguacil Jim DeWees y su colega, el cabo Gunnar Burdt, dos policías de Mt. Airy en Maryland, Estados Unidos, fueron a almorzar, como todos los días, a un restaurante local. Pero en esta ocasión en particular se encontraron con un hombre sin hogar.

Burdt lo vio, sacó su billetera e invitó al hombre a almorzar. Y no solo eso, sino que se quedó charlando con él durante toda la hora de su almuerzo.

Gunnar Burdt almorzando

Su compañero no pudo contenerse y le sacó un foto, sin que Burdt se percatase, y la subió a las redes sociales con el siguiente mensaje a su lado:

“Este es el cabo Gunnar Burdt, uno de los supervisores de mi patrulla. Él no tenía idea de que le tomaron esta foto, pero me siento obligado a explicar lo que sucedió. El hombre con el que está sentado no tiene hogar y frecuenta este restaurante. El cabo decidió no sólo invitarle a almorzar, sino que también se sentó a comer con él“.

El alguacil Jim DeWees y el cabo Gunnar Burdt,

Burdt, además, es una especie de héroe local que ya se ha encontrado involucrado en atrevidos rescates:

“Gunnar es uno de mis mejores oficiales y es la definición de un policía de la comunidad. Si se fijan en un par de mis mensajes anteriores, verán que Gunnar fue reconocido recientemente por su participación en el rescate de un adolescente en Eldersburg que estuvo involucrado en un accidente de tráfico e incendio de un vehículo”.

Jim DeWees

Finalmente, DeWees (a quién pueden ver en la foto superior) aprovechó la oportunidad para brindar su apoyo a toda la comunidad policíaca de los EEUU:

“Estoy orgulloso de él y de los miembros de la oficina del alguacil. Podrían pensar que esto va mucho más allá de su responsabilidad, pero esto es la norma para él, muchos de mis oficiales y muchos de los policías de este país“.

La foto tiene más de 2 mil compartidos y 10 mil reacciones en Facebook, alabando el actuar de este policía. ¿Qué te parece el noble gesto del policía? Cuéntanos en los comentarios.