Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Un barco naufragó en 1676 y mira lo que encontraron en este objeto que tiene 340 años

Una expedición se adentró en las aguas del Mar Báltico, para recolectar objetos de un barco hundido allí desde 1676.

El buque “Kronan” fue una embarcación sueca de guerra, que naufragó en las costas de ese país en el siglo XVII, después de una batalla con tropas danesas y holandesas.

Después de que Andrés Franzen, un arqueólogo aficionado, descubriera, en 1980, la presencia del barco al fondo del océano, de allí se han extraído innumerables piezas, monedas, artefactos y otros objetos pertenecientes al navío.

Foto referencial tomada de Shutterstock

Pero lo que no estaba pensado encontrarse era un queso conservado en buen estado, que permanecía cerrado en una olla resistente al agua.

“Pensamos que es un producto lácteo. Y contrariamente a otros, éste tiene un olor bastante agradable, huele a vida”, dijo Lars Einarsson, el responsable de la misión que explora el barco, según reseña Seeker.

El queso se ha mantenido en condiciones óptimas durante más de tres siglos, gracias a la temperatura y al nivel reducido de salinidad del mar Báltico, de acuerdo al criterio de Einarsson. Además, el recipiente que lo guardaba estaba enterrado bajo una gran cantidad de sedimento, lo que lo protegió de la corrosión.

Por ahora, investigadores de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas efectuarán pruebas al queso, con el fin de determinar en qué estado se encuentra exactamente.

Sea cual sea el resultado de los análisis, es indudable que el inventario histórico del “Kronan” suma un componente de extravagante aroma y sabor.

Fotos: Museo de Kalmar / Shutterstock.com