Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Este hombre troleaba a quienes hacen deporte y terminó perdiendo la mitad de su peso

Era 2013, y Jesse Shand había tocado fondo a sus 26 años.

Con cerca de 320 kilos, era incapaz de salir de su casa, o incluso ducharse. Su tiempo lo pasaba frente a la computadora, jugando y burlándose de la gente

“Negatividad era todo lo que tenía y todo lo que era”, declaró en su sitio web.

En este afán llegó a un foro de físicoculturistas, se registró con un nombre absurdo y comenzó una conversación llamada “Pregúntenle cualquier cosa al hombre más gordo de este foro”, sólo para burlarse de los usuarios.

Pero en vez de recibir críticas, como esperaba, le llegaron cientos de mensajes de apoyo tratando de convencerlo de hacer un cambio radical en su vida. Con el tiempo, las voces de apoyo hicieron eco en Jesse, quien decidió entrar al gimnasio y hacer cambios en su dieta.

gym2

Partió con cambios tan básicos como comer siete quesadillas a la cena en vez de ocho, y como su peso era tan extremo, hasta levantarse de su silla representaba un ejercicio efectivo, por lo que decidió partir de a poco. Tomó notas de todo lo que comía y todo lo que ejercitaba, y registró todo su proceso en el foro, alimentándose del apoyo de los usuarios.

Dos años después, Jesse pesa cerca de 120 kilos y está llevando a cabo una campaña de obtención de fondos para financiar la cirugía para quitar la piel que le sobra.

gym3

gym4

¡Eso sí que es motivación! Un aplauso para él.