Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Se llevan la sorpresa de su vida cuando notan que son los únicos pasajeros en el avión

La experiencia resultó ser inolvidable y afirmaron que había sido el mejor regalo de Navidad.

El 18 de diciembre, Laura Stevens (34), Sarah Hunt (35) y Laurie-Lin Waller (33), tenían que volar de regreso a Gibraltar, Reino Unido, luego de haber tenido tres días de vacaciones. Sin embargo, cuando se enteraron de que el vuelo de British Airwas se retrasaría por tres horas, decidieron arribar más tarde al aeropuerto.

Al llegar se dieron cuenta que los pasajeros que llegaron a la hora original fueron acomodados en un vuelo anterior, por lo que viajarían completamente solas en un avión con una capacidad para 150 personas.

Lo anterior implicó algo que nunca olvidarían: recibieron un trato como de estrellas de rock.

“Nos sentimos como celebridades, sobre todo cuando nos dieron champagne. Fue el mejor regalo Navidad. No podíamos creer lo amable y encantador que era todo el mundo”, señaló Laura, según indica Daily Mail.

La tripulación del avión fue quien determinó otorgarle algunos beneficios a estas mujeres.

“Éramos las únicas personas en el salón de salida, así que el personal nos dejó usar la suite ejecutiva que, por lo general, está reservada para pasajeros de vuelos de negocio”, agregó.

De manera posterior, el trato especial continuó pues les dieron asientos en primera fila y una charla de seguridad.

“El avión despegó rápido porque era muy ligero. Parecía que estábamos en un jet privado. El equipo de cabina se reía y hasta el piloto anunció que nunca había estado en un vuelo comercial con tan pocas personas”, aseguró.

Las amigas aprovecharon la oportunidad para tomarse selfies, hacer videos de ellas caminando por los pasillos y, además, recibieron diversos tipos de comida.

Finalmente, tras un pequeño retraso por la presencia de niebla, lograron aterrizar.

“Incluso paseando por el control de pasaportes nos sentimos como celebridades ya que no había coa. Todo era tan surrealista. ¡Hicieron nuestra Navidad!”, concluyó.

Fotos: Twitter-Laura Stevens

pixel