Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Tomaron un auto que era una verdadera chatarra y lo convirtieron en un espectacular jacuzzi

Phil Weicker y Duncan Foster, son dos ingenieros estadounidenses que modificaron un Cadillac Coupe DeVille de 1969 en esta maravilla.

Ambos profesionales son amigos y desde  hace años tenían en mente una idea: convertir un carro en un jacuzzi. Cuando estudiaban en la Universidad de McMaster en Canadá, hicieron sus primeras incursiones convirtiendo un Chevrolet Malibú en una bañera de hidromasaje, pero años más tarde pensaron en hacer algo más estiloso con un Cadillac Coupe DeVille de 1969.

jacuzzi01

El desafío era pretencioso ya que este nuevo proyecto que bautizaron como “Carpool DeVille”, buscaba que el vehículo fuese completamente funcional, es decir, poder conducirlo mientras se disfrutaba de un relajante masaje.

jacuzzi02

Comenzaron por adquirir el coche, un Cadillac Coupe DeVille en mal estado por 800 dólares, que sería la piedra angular del proyecto.

jacuzzi03

Demoraron seis años en materializar la idea. Restauraron la carrocería, el motor y crearon el jacuzzi de fibra de vidrio. También tuvieron que hacer que el resto del sistema del carro operara.

jacuzzi04

Acondicionaron el panel de relojes para que resistiera el agua y colocaron manijas estilo barco, para controlar la caja de cambios.

jacuzzi05

El maletero es la sala de maquinas, ahí se encuentra el corazón del jacuzzi con todo lo necesario para hacerlo funcionar.

jacuzzi06

El coche también puede utilizarse en interiores sin necesidad de arrancar el motor, para ello tiene tomas de agua y corriente.

jacuzzi07

Además, posee un calefactor que permite que el agua del jacuzzi aproveche el calor generado por el motor.

jacuzzi08

El vehículo puede alcanzar una velocidad de 80 kilómetros por hora. Y si no lo puedes creer mira el video.

¿Qué te parece esta verdadera maravilla? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: The World’s Fastest Hot Tub – Facebook

pixel