Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Tiene 10 años y creó un dispositivo para salvar la vida de bebés olvidados en vehículos

La idea nació luego de que el pequeño se enterara de que un bebé muriera asfixiado dentro de un automóvil. 

Llevar a los niños pequeños en el vehículo es una gran responsabilidad, ya que cualquier evento inesperado puede causarles daño. Por eso, es necesario que los adultos a cargo sean responsables y tomen precauciones cuando se trata de cuidar bebés.

Hay muchos padres que necesitan una ayuda para cuidar a sus hijos para evitar eventos desastrosos. Es por esto que han salido al mercado distintos dispositivos que simplifican la tarea de ser padres y permiten garantizar el bienestar de sus hijos.

La industria infantil es grande, pero esto no quiere decir que buenas ideas no puedan provenir de otras partes. Este es el caso del pequeño Bishop Curry V, quien vive en la ciudad de Melissa, en Texas, y que diseñó un artefacto muy útil para todos los padres descuidados.

Se tata de un dispositivo que ayuda a prevenir la muerte de los bebés que se quedan encerrados en los vehículos por accidente. De acuerdo a NBC, el pequeño que cursa quinto grado quedó consternado luego de que un bebé, del barrio en el que vivía, muriera asfixiado por el calor tras quedar encerrado en un vehículo.

Bishop es hijo de un ingeniero en procesos de Toyota Financial Services, y dedicó todos sus esfuerzos a crear “Oasis”, un artefacto que se instala en la parte superior de la silla de seguridad, donde se sientan los bebés, y  que es capaz de detectar si un menor ha sido olvidado dentro del vehículo.

curryinterior1

Cuando Oasis detecta que hay un bebé encerrado dentro del vehículo, comienza a lanzarle aire frío en la cabeza para disminuir la temperatura y evitar que muera de calor o asfixia. Además, envía una alerta a través del móvil a los padres y a las autoridades para que vayan a rescatar al menor.

curryinterior2

El prototipo fue presentado en el Centro de Prevención de Lesiones Infantiles y Bishop tuvo la posibilidad de conversar sobre la idea con altos mandos de Toyota y fabricantes de asientos para autos, para lograr un acuerdo para financiar el proyecto.

La suma necesaria para poder fabricar los primeros modelos es de 20 mil dólares. Es por esto que sus padres iniciaron una campaña en GoFundMe , para concretar la maravillosa idea de su hijo y, al mismo tiempo, salvar la vida de miles de inocentes.

Fotos: Giphy / NBC

pixel