Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Tenía cáncer terminal y el hospital le cumplió su último deseo

Frank Keat fue un inglés que pasó su vida entre caballos. A los 15 años comenzó a trabajar en establos y luego se dedicó a criar caballos y a hacer de juez en competencias ecuestres alrededor de Inglaterra.

Su último caballo favorito es un purasangre de caza llamado “Early Morning” (Temprano en la mañana).

Keat con su caballo Frankie Flutter en el 2000

Keat con su caballo Frankies Flutter en el 2000

Es por eso que el pasado 23 de Octubre, tres días antes de que falleciera, el personal del Hospital de Bodmin (en Cornwall, Inglaterra) decidieron cumplir su último deseo. Frank sufría de un cáncer avanzado y no era posible que volviera a su establo a despedirse de su caballo. Sin embargo, eso no los detuvo.

3

Transportaron a Frank al patio del recinto, donde su preciado Early Morn lo esperaba. Ahí tuvo el tiempo de ver por última vez al caballo y despedirse de él. Tom, el hijo de Frank, le dijo a la prensa que:

“Fue un regalo fantástico y estoy muy feliz de que haya pasado. Fue un gesto maravilloso por parte de las enfermeras, el que su caballo lo pudiera visitar así. Le quiero agradecer a todo el equipo por lo que hicieron, ya que sé que no había nada que mi padre deseara más”.

Keat llevaba un tiempo contándole sobre su vida con los caballos a todos los trabajadores del hospital, por lo que fue un momento muy emocionante también para ellos. Tanto así, que la enfermera Samantha Russell declaró:

“Puedo decir honestamente que fue uno de los días más memorables de mi carrera. La emoción fue gigante y no había un ojo seco en toda la sala”.

4

Fran y su caballo Supreme Court obtuvieron la victoria en esta competencia en 1955.

¿Cual sería tu último deseo? ¡Cuéntanos en los comentarios!