Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Sufrió bullying durante años por su físico y les tapó la boca a todos con su espectacular cambio

Los años de colegio fueron muy duros para Zac Aunsley, quien actualmente es conocido como “el señor biceps”, a raíz del sufrimiento que le causaron las constantes bromas y burlas que recibía por su delgado aspecto.

“Toda la vida, siempre me tiraban para abajo, me decían que era un perdedor. Me hacían mucho bullying en el colegio. Lloré innumerables oportunidades porque las personas se reían de mí por la forma en que me veía”, relató el joven.

screenshot.39

“Cuando era pequeño era dolorosamente tímido y no tenía ninguna confianza en mí. Por eso todos me molestaban porque era este flacuchento débil que no les diría nada. Era tanto que, en cierto punto, todos los días era un infierno. Sufría ataques de pánico en la noche y ansiedad todo el día. No quería hablar con nadie”, agregó Zac.

Por lo mismo, cuando cumplió 18 años decidió tomar cartas en el asunto y darle un radical cambio a su vida y a su cuerpo, para recupera la confianza que había perdido por los años de burlas.

El joven se inscribió en un gimnasio y, luego de un par de meses, comenzó a ver los resultados en su físico, los cuales le gustaron, por lo que siguió enfocándose en el ejercicio que le trajo un importante logro en 2013, tras ser contactado por un diseñador del mundo de la revistas de fisicoculturismo.

Zac-Aynsley

Así fue que lo invitaron a Las Vegas para tomarse unas fotografías. Era una sola sesión, pero terminaron prometiéndole casi una decena, gracias a las que logró a conocer a importantes personalidades, incluyendo a su ídolo Arnold Schwarzenegger.

“Por años tuve a gente apuntándome, diciendo que era un inútil, que no valía nada, pero ahí estaba Terminator diciéndome que me veía increíble. Eso significó el mundo para mí”, contó Zack de su experiencia con el actor.

Zac-Aynsley (1)

Gracias al ejercicio el joven dejó atrás la burla de los chicos y también la de las niñas, quienes solían ser aún peores, reuniéndose en grupos para humillarlo. Además, pasó de ganar 40 dólares a la semana por ser DJ -a lo que se dedicaba anteriormente- a millones sólo por mostrar su trabajado físico.

Una foto publicada por Zac Aynsley (@zacaynsley) el

Cabe destacar que Zack cultiva su figura con rutinas diarias y una dieta basada en el consumo de proteínas cada 2 a 3 horas.