Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Su novio la engañó y a las pocas semanas se vengó de la manera más cruel

La historia, digna de una teleserie dramática, se viralizó rápidamente y dejó sorprendidos a los cibernautas.

Laura Jane Abram actualmente tiene 29 años, y una vida llena de felicidad con su esposo Mike y tres hijos. Sin embargo, cuando tenía solo 18 años protagonizó una historia digna de una teleserie dramática, cuando decidió vengarse de su, en ese entonces, ex novio, Calvin.

Ambos comenzaron a salir cuando ella tenía 16 y él 18. Como cualquier otra pareja, acostumbraban a tener salidas románticas y largas conversaciones. Cuando lo iba a visitar a su casa, todo ocurría con normalidad, no obstante, siempre tuvo una sospecha: creía que David, el padre de Calvin, tenía sentimientos hacia ella, pues siempre era muy amable y se preocupaba de atenderla de buena forma.

venganza

“Era un hombre apuesto, en sus 40. Yo era una adolescente en la escuela. Estaba siendo amigable, eso era todo. Pero comenzó a prestarme más atención que Calvin. Una vez, mientras me llevaba a casa, colocó su mano en mi espalda. Lo miré, pero no reaccionó. No pasó de eso”, recuerda Laura, según indica el sitio Infobae.

Después de un tiempo, su relación con su novio comenzó a empeorar por diversos motivos. Uno de los principales fueron los celos que comenzó a tener Calvin luego de que Laura, al cumplir 18 años, empezara a trabajar “Disfrutaba hacer mi propio dinero, pero a él no le gustaba”, explicó.

Luego la joven quedó embarazada, pero a las pocas semanas perdió al bebé. Laura sostuvo que “después de perderlo, nos alejamos más”. Sin embargo, lo que terminó por destruir la relación para siempre, fue cuando Laura se enteró de que Calvin la estaba engañando con otra mujer. Debido a esto, decidió terminar su relación con él y se fue a vivir con su amiga Tasha.

mujer cuatro

Al tiempo después, comenzó a nacer lo que sería su esperada venganza: el padre de Kevin la llamó a su celular para invitarla a tomar un trago y ponerse al día. Ella aceptó.

“Unas pocas noches después, me buscó y condujo a un bar en otro barrio. Nos sentamos y hablamos de muchas cosas. David me hacía muchos cumplidos y, al final de la noche, estaba disfrutándolo. Me dijo que Calvin había sido un tonto en engañarme. Luego, cuando me llevó a mi casa, se inclinó hacia mí y me besó. Por un momento, pensé en Calvin, pero luego recordé lo que me había hecho y le devolví el beso”, confesó.

Luego, sin saber cómo, la velada terminó con ella y David teniendo sexo en la parte trasera del automóvil. Después, al llegar a su casa le contó de inmediato todo a Tasha, quien sin pensarlo dos veces, tomó su celular, marcó un número y dijo: “¡Calvin, Laura acaba de dormir con tu padre!”, cortó y le lanzó una mirada de complicidad a Laura: “Ya tienes tu venganza”.

Fotos: Facebook / Shutterstock.

pixel