Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Un fotógrafo retrató el impresionante y maravilloso momento en que su mujer daba luz a su hija

El fotógrafo brasilero Gustavo Gomes sacó fotografías del proceso que fue el recibir a su hija, y dice que espera que algún día ella pueda experimentar la aventura que fue traerla al mundo.

1

“Desde que comencé con la fotografía, he fotografiado todo lo que pasa en mi vida. Por lo que inmortalizar todo el proceso desde que supimos que Violeta iba a nacer hasta que nació fue algo natural.”

Según Gomes, su pareja, Bochi, no tenía problemas con el que sacara fotos mientras la apoyara durante el parto mismo.

“Siempre estoy fotografiando nuestra vida diaria, por lo que no fue algo deliberado. De vez en cuando le pedía que posara para tener las fotografías tradicionales del embarazo pero estas fotos fueron más bien románticas.”

Gomes junto con su novia decidieron tener a la bebe en casa después de ver la película O Renacimiento do Parto.

 “En la práctica hay muchas más cosas a favor que en contra de tener un parto en casa. Muchas personas piensan que puede ser peligroso, pero no lo es, siempre y cuando haya sido un embarazo sano. Es un proceso largo y cansador, por lo que pasar las horas en un espacio intimo ayuda mucho.”

“Además, poder dormir junto con Violeta la primera noche de su vida no tiene precio”

“Nuestro país tiene un porcentaje de cesáreas muy alto – alrededor del 50% de los nacimientos en el sistema publico y, increíblemente, cerca del 87% de los sistema privado son por cesárea. La mayoría no es por razones médicas, sino simplemente porque las cesáreas pueden ser planificadas y son mas rápidas para los  doctores que operan.”

Es por esto que decidieron tener a su hija en casa, con la ayuda de una doula (una persona que le presta ayuda no médica y apoyo emocional a las mujeres en proceso de parto) para que le diera masajes a Bochi y la apoyara durante el trabajo de parto. Además, contaban con la presencia de un obstetra y un pediatra para tener un apoyo de seguridad para el nacimiento.

“Esperamos que estas fotos puedan desmitificar los partos naturales y los nacimientos en casa, y que así futuras madres eviten cesáreas innecesarias.”

El trabajo de parto de Bochi duró 20 horas, y Gomes tomó fotos intermitentemente.

“Hubieron espacios entre las contracciones, períodos de descanso y largas duchas calientes, y saqué fotografías durante muchos de éstos períodos.”

“Habían momento cuando no podía hacer nada por ella. Estábamos muy agradecidas por la presencia de la doula, quien la ayudó a manejar mejor el dolor con sus masajes.”

Gomes describió el proceso de parto en casa como una “muy intensa, tensa, única y emocionante experiencia”.

La intensidad de la experiencia de Bochi esta claramente reflejada en las fotografías. “Se ve totalmente fuera de sí, y decía todo el tiempo que no lo lograría, pero nosotros sabíamos que sí lo haría.”

Cuando Violeta nació a las 7:30 de la tarde, “estábamos muy nerviosos y lloramos juntos.”

Gomes no capturó el momento en el que Violeta nació porque dice que estaba “muy emocionado y involucrado como para sacar fotografías.”

“Cuando Violeta estaba a punto de nacer dejé mi rol de fotógrafo y me senté junto al doctor para ser el primero en sostenerla. No pensé en sacar ni una foto hasta dos horas después de su nacimiento.”

A la fecha, Violeta tiene 2 meses y es “la cosa más dulce del mundo”, como dice Gustavo. “Se ríe mucho en las mañanas, para nuestro encanto, y le gusta pasar la mayoría del día pegoteada del pecho de su madre.”

Gustavo dice que espera que cuando Violeta crezca no le moleste que su padre tenga fotos de su nacimiento,  sino que sea capaz de experimentar un poco de la aventura que fue recibirla en este mundo.