Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Sobrevivieron a un incendio en 1988 y 27 años después estas son las consecuencias

En septiembre de 1988 las trillizas Trae, Jordan y Chandra Berns dormían en sus cunas cuando su casa se empezó a incendiar.

1

El fuego se expandió rápidamente y su madre, Pat, lamentablemente murió en la catástrofe.

2

Las trillizas, milagrosamente, sobrevivieron, pero los doctores predijeron que tendrían un proceso de recuperación largo. Esto si es que sobrevivan, de lo cual no podían estar seguros.

3

Un tercio del cuerpo de cada una había sufrido quemaduras de tercer grado, por lo que tuvieron que pasar semanas en el hospital.

4

El vínculo entre las hermanas las ayudó a salir adelante y a sobrevivir a esta horrible tragedia.

5

Además de los desafíos y dolores con los que tenían que lidiar diariamente, las pequeñas sufrieron muchísimo psicológicamente, tanto por la muerte de su madre, como por el trauma originado por el fuego. Afortunadamente, el tenerse la una a las otras las ayudó a salir adelante.

A medida que crecieron, tuvieron que lidiar con la inseguridad que creaban las cicatrices en sus cuerpos. Utilizaban maquillaje muy grueso para cubrir las marcas que el incendio dejó en sus caras. Además, el estar avergonzadas de sus cuerpos les originó grandes dificultades en el ámbito romántico.

6

Sin embargo, con el paso del tiempo se convirtieron en mujeres seguras de sí mismas gracias al apoyo mutuo y varios tratamientos láser. Y fue en ese momento cuando decidieron hacer algo genial: crear una institución de beneficencia llamada “Three for Hope” (Tres por la esperanza), la cual busca ayudar a otras víctimas jóvenes de quemaduras.

7

La fortaleza de las mellizas las llevó a salir adelante, y ahora, ayudará a muchos otros a hacerlo también.

8

¿Encontraste tan inspiradora como nosotros la historia? ¡Compártela con tus amistades!