Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Siempre escuchaste sobre la “Ley de Murphy” pero… ¿Sabes qué significa?

La caída de una tostada con la mantequilla hacia abajo o que la fila de al lado avance más rápido son algunas de las situaciones que son atribuidas a Edward Murphy.

Muchas veces cuando la mala fortuna al momento de tomar una decisión nos ataca atribuimos que se debe a la fatídica ley de Murphy, pero en estas oportunidades no sabes que cada uno de estos malos ratos podría tener una explicación lógica o incluso científica.

Pero ¿de qué trata esta renombrada teoría? El encargado de desarrollarla fue el ingeniero aeroespacial, Edward Aloysius Murphy, quien en el año 1949, formuló esta llamativa ley que plantea que si algo puede salir mal, esto saldrá mal. Esto, tras descubrir que estaban mal conectados todos los electrodos de un arnés para medir los efectos de la aceleración y desaceleración en los pilotos, según consigna El País.

A partir de esta ley, estas son seis situaciones que te harán recordar a este profesional, pero que además, pueden ser explicadas de una manera lógica.

¿Buscas un objeto? Siempre lo encontrarás en el último lugar que buscaste.

shutterstock_290586857

La razón es muy simple, luego de encontrar el objeto perdido no continuamos con las labores de búsqueda, por lo tanto siempre será el último y esto quedará grabado en tu mente. Además, si encuentras lo extraviado en el primer lugar que se vino a tu mente, el elemento en cuestión nunca estuvo perdido.

Siempre habrá un porcentaje de personas que creerán una mentira a pesar de demostrar la verdad.

shutterstock_326247749

Esto es el fiel reflejo de la frase planteada por Mark Twain que manifiesta que  “una mentira puede dar media vuelta al mundo mientras la verdad aún se está poniendo los zapatos”. Este hecho se define también con mucha facilidad, ya que se debe a que los rumores provocan más nuestras emociones y ansiedades, motivo por el que se difunden con mayor rapidez y cuestionamos la verdad.

Además, muchas veces le entregamos más validez a la mentira, ya que la escuchamos de boca de más personas, lo que le entrega un cierto peso que la hace prevalecer.

Las cosas saldrán mal cuando pueden salir mal.

shutterstock_193036481

Es importante señalar que entre más tiempo o trabajo dure una tarea, más probabilidades existen de que surja un problema. Esto se basa a la consigna de que “nada dura para siempre, así que todas las piezas de una máquina se romperán”, según se establece Ask a Mathematican.

Es solo cuestión de tiempo para que durante una tarea se presente algún contratiempo. Además siempre hay dos opciones para realizar una acción y una de ellas puede resultar en un verdadero problema.

Una tostada siempre cae hacia el lado de la mantequilla.

shutterstock_294937214

Para entender esta fatídica ley de Murphy, que seguramente todos hemos vivido, la distancia entre el el lugar inicial desde el que cae la tostada y el suelo es primordial. Es importante mencionar que no tiramos el pan como si fuera una moneda al aire, así que este simplemente cae, lo que no le entrega el tiempo suficiente para poder girar completamente en su propio eje.

Si la dejaras caer desde una altura superior y bajo las mismas condiciones, esta tendría una alta probabilidad de girar en el aire y caer con la mantequilla o el complemento agregado hacia arriba.

Siempre perderás solo un calcetín 

shutterstock_160664651

A todos nos ha pasado que de los múltiples pares de calcetines siempre vamos perdiendo de a uno, dejando una suma impar de estas prendas en nuestros cajones. En este caso las probabilidades entran en juego y son responsables de que normalmente la próxima vez perdamos un calcetín de un par distinto y no el ahora “solitario” que perdió a su igual anteriormente.

Ante esta situación, el estadístico experto en esta materia, Víctor Niederhoffer manifestó en Daily Speculations que “si tienes 20 calcetines -10 pares diferentes-, después de perder el primer calcetín, las posibilidades de que el segundo deshaga otro par son de 18 sobre 19, frente a 1 sobre 19 de que sea un calcetín del mismo par”.

La otra fila siempre avanza más rápido

shutterstock_84632200

Esta es una de las leyes de Murphy que más nos puede hacer enojar. Normalmente cada vez que debemos hacer una fila sentimos que se vuelve un proceso eterno, pero esta sensación se puede incrementar cuando existe más de una cola.

Normalmente la fila más lenta es la que está compuesta por más personas, motivo por el que las probabilidades de que sea esa en la que estemos son mayores. En caso de que existan 4 filas existe una posibilidad de un 75% que haya una cola más rápida que la nuestra, por lo que siempre nos quedaremos con la sensación de que la hilera en la que nos encontramos es menos veloz que las demás.

¿Qué te pareció esta información? Cuéntanos en los comentarios.

Fotos: Shutterstock

pixel