Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Si quieres caer bien en todos lados esto es lo que debes hacer

Es imposible caerle bien a todo el mundo, pero si logramos interiorizar estos 11 pasos, probablemente tengamos más éxito.

El mundo es habitado por millones de ciudadanos. La globalización y los avances tecnológicos nos permiten comunicarnos con muchas personas distintas alrededor del planeta. Individuos diferentes comparten y disfrutan a cada instante. A pesar de que las nuevas condiciones nos permiten acercarnos más, siempre existen diferencias que nos alejan. La frase “imposible caerle bien a todo el mundo” se hace plausible en distintos estamentos y en todas las edades. Sin embargo, existen personas que tienen mayor aprobación que el resto. ¿Qué características tienen estas personas?

El doctor Travis Bradberry publicó en Huffington Post un listado con 11 hábitos que son recurrentes en aquellas personas que ‘caen bien’ y tienen una mayor inteligencia emocional. Revísalos a continuación y ponlos en práctica.

1. Son auténticas

“¡Todos a bailar ahora!”

Ser auténtico y sincero es esencial para caer bien. La gente reniega de las personas falsas. Las personas confían en las personas auténticas debido a que tienen un alto nivel de confianza. Estos individuos actúan con seguridad y convencen al resto con ello. Es difícil estar a gusto con alguien que no sabes cómo es de verdad o que no sabes cómo se siente realmente.

2. Hacen preguntas consideradas

El mayor error que cometemos en general a la hora de hablar con los demás es que nos centramos tanto en lo siguiente que vamos a decir o en cómo nos va a afectar lo que está diciendo la otra persona que no escuchamos a nuestro interlocutor.  Esto se puede evitar fácilmente haciendo muchas preguntas. A la gente le gusta saber que la están escuchando y algo tan sencillo como una pregunta aclaratoria demuestra que, además de que estamos atentos, nos preocupamos por lo que nos están diciendo..

3. No juzgan

Tener la mente abierta te hace cercano e interesante a los ojos de los demás. Nadie quiere tener una conversación con alguien que se ha formado una opinión preconcebida y no está dispuesto a escuchar.

4. No buscan llamar la atención

Lo único que necesitas para ganarte a la gente es ser amable y considerado. Si hablas de una forma amable, segura y concisa, te darás cuenta de que la gente te presta más atención que si intentas demostrarles que eres una persona importante.

5. Son coherentes

Pocas cosas hacen que la gente no esté a gusto contigo como la incoherencia. Cuando están contigo, les gusta saber con quién están tratando y qué tipo de respuesta pueden esperar. Para ser coherente tienes que ser de fiar, y para eso tienes que asegurarte de que ni siquiera los altibajos emocionales hacen que trates de forma diferente a los demás.

6. Su lenguaje corporal es positivo

Ser consciente de los gestos, las expresiones y el tono de voz (y asegurarse de que son positivos) hace que atraigas a la gente como un picnic a las hormigas. Utilizar un tono entusiasta, no tener los brazos cruzados, mantener contacto visual e inclinarse ligeramente hacia la persona con la que se habla son formas positivas de lenguaje corporal que utilizan las personas emocionalmente inteligentes para atraer a los demás. El lenguaje corporal positivo puede marcar la diferencia en una conversación.

7. Causan una buena primera impresión

Las primeras impresiones están íntimamente ligadas al lenguaje corporal positivo. Una postura erguida, un apretón de manos firme, una sonrisa y unos hombros rectos te ayudarán a darle una buena impresión a la persona con la que estás hablando.

8. Llaman a la gente por su nombre

“Di mi nombre”

El nombre es una parte esencial de la identidad de cada uno, y sienta muy bien oír que otros lo pronuncian. La gente que cae bien se asegura de pronunciar el nombre de los demás. No deberías limitarte a llamar a la gente por su nombre solo al saludar. Hay estudios que demuestran que nos sentimos más valorados cuando la persona con la que estamos hablando se refiere a nosotros utilizando nuestro nombre durante una conversación.

9. Sonríen

De manera natural, e inconsciente, la gente imita el lenguaje corporal de la persona con la que está hablando. Si quieres caerle bien a los demás, sonríe durante una conversación y ellos, inconscientemente, te responderán igual y se sentirán bien.

10. Saben a quién tocar

Cuando tocas a alguien durante una conversación, provocas que su cerebro libere oxitocina, un neurotransmisor que hace que su cerebro te asocie con sensaciones positivas, como la confianza. Con tocar el hombro o dar un abrazo o un apretón de manos amistoso basta para que se libere oxitocina. Por supuesto, hay que tocar a la persona adecuada de la manera adecuada para que esto pase, ya que el contacto físico no deseado o inapropiado produce el efecto contrario. Tocar a alguien de una manera apropiada es una forma genial de demostrarle que te importa.

11. Mantienen en equilibrio pasión y diversión

Le restan importancia a las charlas insustanciales y a los cotilleos y se centran en interactuar de formas más relevantes con sus compañeros de trabajo. Además, se acuerdan de lo que les dijiste ayer o la semana pasada, lo que demuestra que para ellos eres tan importante como su trabajo.

¿Qué te parecen estos consejos? Deja tu opinión en los comentarios.

Fotos: Shutterstock / Giphy

pixel