Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Si en tu trabajo te dieran 3 días de descanso los efectos serían insospechados para el planeta

Economistas plantearon esta idea y no suena descabellado que todos tengamos más tiempo para compartir. 

Si fuiste uno de los que en su país, tuvo el lunes 2 de enero feriado, sabes de lo que hablamos. Es reconfortante tener un día más para descansar y salir de nuestras obligaciones habituales (pese a que nos gusten, es bueno librarse del trabajo). ¿Pero qué pasaría si esto se convirtiera en algo institucional? Es decir, una obligatoriedad que deben acatar las naciones del mundo. Economistas plantearon esta idea como una forma de salvar al mundo de la destrucción ambiental.

shutterstock_551738230

Según los economistas estadounidenses David Rosnik y Mark Weisbrot, por lo general una disminución de horas de trabajo, está ligada con la reducción del consumo de energía.

Por ejemplo, si Estados Unidos redujera el número de horas laboras a 40 horas semanales, al igual que los países de Europa, el consumo de energía disminuiría en un 20% y por consiguiente, el mismo porcentaje en emisiones de carbono.

Y con sólo cuatro días de trabajo laboral, también se reducirían notoriamente grandes cantidades de CO2, producidas por los traslados de la casa al trabajo y viceversa.

Air-pollution

En un momento que empezamos a observar los coletazos del calentamiento global, es necesario cortar masivamente las emisiones de gas que contribuyen a este grave problema ambiental. Y el descanso de tres días podría ser la forma más elegante y sencilla que las economías sean amigables con el planeta.

En el año 2015, Suecia se acercó a esta idea, donde se hicieron varios experimentos en el que redujeron las horas de trabajo. El resultado fue menos ausencias por enfermedad y un aumento de la productividad.

shutterstock_52831750

En vez de trabajar más horas, por poco beneficio productivo, deberíamos amoldarnos a una semana laboral de cuatro días, lo que ayudaría a salvar el planeta, como a nuestro propio bienestar.

Ahora ya lo sabes, no por mucho trabajar serás el mejor empleado. Reducir las horas laborales,  es sinónimo de mejorar la productividad, preservar el medioambiente y resguardar tu bienestar emocional. Cuéntale a tu jefe.

Fotos: Shutterstock

pixel