Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Sexo en la Casa Blanca: el código secreto para referirse a los encuentros entre el Presidente y su esposa

La Agencia de Comunicación de la residencia presidencial es la encargada de elegir estas palabras, las que luego le da a conocer a los miembros del Servicio Secreto.

Los códigos en la Casa Blanca para referirse a situaciones que los presidentes prefieren llevar a cabo con mayor discreción, comenzaron a surgir con el 28° Presidente de Estados Unidos, Woodrow Wilson, quien luego de enviudar conoció a otra mujer con la que comenzó un romance. Como no quería que esto se hiciese público, le pidió al Servicio Secreto, la fuerza federal que custodia a los mandatarios, que llamaran a su pareja “Grandma”.

A partir de ese momento, utilizar códigos se transformó en una práctica habitual para referirse no solo a las esposas de los jefes de Estado, sino también a los demás miembros de su familia y a algunas actividades. De acuerdo al sitio Infobae, la Agencia de Comunicación de la residencia presidencial selecciona los códigos para cada persona y luego se los pasa al Servicio Secreto.

obama shutter

Sin embargo, todo sufrió una especie de revuelo cuando el ex Presidente de Estados Unidos, Barack Obama, a quien llamaban “Renegado”, le solicitó al Servicio Secreto que tomara distancia y no lo interrumpieran cuando tuviera un momento de intimidad con su esposa Michelle Obama, denominada “Renacimiento”. Por ello, los agentes inventaron una peculiar expresión para referirse a dichos instantes: “El problema bosnio”.

Debido a esto, no era extraño que algún agente le informara a otro que “el Renegado no puede ser molestado. Está con Renacimiento discutiendo el problema bosnio”.

trump y melania

Como era de esperarse, Donald Trump ya tiene su propio nombre en código que es “Magnate” y el de su esposa, Melania Trump, es “Musa”. “El problema bosnio” se mantiene como expresión para los encuentros íntimos de la pareja.

Fotos: Shutterstock / Wikipedia.

pixel