Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Se veía un cliente normal, pero cuando le entregó la cuenta su vida dio un giro en 180º

La mujer nunca se imaginó lo que ocurriría ese día, el que parecía ser uno más de trabajo en el restaurante “Pita Jungle”. 

Era un día más de trabajo para Sara Clark, al que llegó sin imaginarse que la suerte y la vida estaban a punto de sonreírle.

Y es que esta camarera de Phoenix, Arizona, Estados Unidos, y embarazada de nueve meses, sirvió una mesa en el restaurante “Pita Jungle” sin sospechar lo que ocurriría.

Cuando Sara entregó la cuenta de 61,30 dólares, los clientes se la devolvieron indicando que la propina que dejaban era de nada más ni nada menos que 900 dólares.

“Este dinero es de Dios. Él nos lo dio a nosotros, así que podemos dártelo a ti. Dios te bendiga”, era el mensaje que acompañaba la boleta y la generosa recompensa económica por su servicio.

El dinero que recibió Sara no pudo llegar en mejor momento, ya que dará a luz en cualquier momento. Además, su novio está a punto de someterse a una intervención quirúrgica; consigna Fox10.

Fotos: Facebook Fox10 

pixel