Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Se sacó fotos probándose ropa en la tienda donde trabaja y su jefa le envió un cruel email

Es muy triste saber que aún hay gente que hace sentir mal a otras basándose algo tan superficial como en su apariencia física. Sherene Zarrabi lo vivió de una manera muy violenta pero tuvo la fuerza y la autoestima suficiente para que eso no le afectara.

Sherene es una estudiante de marketing de la Universidad de Oklahoma que trabajaba algunas horas al día en una boutique de ropa. La chica también ayudaba a administrar las redes sociales de la tienda, donde promocionaba la ropa disponible y respondía las inquietudes de las clientas.

Un día tuvo la intención de mostrar algunas de las prendas, se tomó unas simples fotografías de ella misma probándose la ropa y las publicó en la cuenta de Instagram.

empleada-tienda-criticada-por-su-aspecto-fisico-01

Pero al poco tiempo recibió un correo electrónico de la dueña de la tienda, Jessica Issler, que estaba dirigido a Sherene y a la gerente.

empleada-tienda-criticada-por-su-aspecto-fisico-02-696x522

Esto es lo que decía el correo:

“Algo que quiero que te quede claro: Quiero a una chica delgada, el estereotipo de ‘modelo’ que se pruebe nuestras ropas. Por favor, usa las imágenes de nuestros modelos de Stillwater.

Esto no es para menospreciar a nadie, pero sí queremos comunicar las expectativas que tenemos a la hora de presentar nuestra marca.

No te lo tomes como algo personal. Todo lo que quiero es una buena representación de nuestra tienda. A cambio de la libertad, te pido que elimines todas las imágenes de cualquiera que no encaje con nuestros criterios.”

empleada-tienda-criticada-por-su-aspecto-fisico-04

Aunque las palabras fueron hirientes, Sheree se lo tomó con calma y luego de publicar el email que le había enviado su jefa, explicó que prefirió renunciar al trabajo a estar en un lugar donde hay personas que discriminan a otras.

“No quiero representar ni apoyar a un negocio con unos valores y creencias tan arcaicos. Esta es la razón por la que las chicas jóvenes tienen problemas con su cuerpo”, decía Sherene.

“Es asqueroso, desagradable. Sentí repugnancia cuando leí el correo que me envió mi jefa. Renuncié inmediatamente a mi trabajo, y sugiero que mis amigos y familiares no vuelvan a aparecer por Dainty Hooligan.

Ámate a ti mismo, no importa cuál sea tu apariencia.”

empleada-tienda-criticada-por-su-aspecto-fisico-05

Afortunadamente Sherene encontró trabajo en un lugar en el que se siente a gusto, la joven ha recibido cientos de comentarios de personas que la felicitan por el coraje que tuvo al evidenciar este hecho discriminatorio y también por el valioso mensaje que le entrega a las demás chicas, que se acepten tan cual son y no busquen imitar a los estereotipos inalcanzables que la publicidad les impone.