Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Una pitón se posó en su oreja pero lo que vino después no lo cuenta dos veces

Lo que parecía una dinámica habitual con su serpiente mascota, terminó convirtiéndose en un gran susto.

Ashley Glawe es una joven estadounidense de Portland, Oregón, que  ha compartido a través de sus redes sociales el incidente que tuvo con su mascota, una serpiente pitón llamada Bart.

Como en otras ocasiones, Ashley puso al animal sobre sus hombros, al estar libre, Bart comenzó a avanzar por el cuello y, al ver el agujero del piercing de su dueña, se introdujo por él. El reptil avanzó rápidamente hasta que en un momento, quedó atascado.

A pesar de que la joven intentó tirar de Bart para sacarlo del agujero de su oreja, sus esfuerzos fueron en vano. Con miedo de dañarse la oreja y lesionar al animal, Ashley decidió ir hasta el hospital en busca de ayuda.

Screenshot_8

Cuando los médicos vieron a la chica con la serpiente colgando en su oreja, no podían dar crédito lo que había ocurrido. Con mucho cuidado los doctores hicieron una pequeña incisión en el lóbulo de la joven y colocaron aceite en el orificio, lo que permitió que la serpiente pudiera deslizarse con facilidad y finalmente salir.

Ashley Glawe decidió compartir su propia historia a través de sus redes sociales, el peculiar hecho no tardó en viralizarse.

Fotos: Ashley Glawe – Facebook

pixel