Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Se burlaron de su aspecto por 18 años, y un inspirador tatuaje lo cambió todo

A los dos años, Harley Dabbs, pasó tres meses hospitalizada cuando un terrible incendio en su casa dejó el 85% de su pequeño cuerpo quemado.

Su piel llena de cicatrices la hizo víctima de bullying y como adolescente luchó con la depresión y los pensamientos suicidas.

harley1

A pesar de todo, la joven, que se identifica con el Ave Fénix porque dice que renació de las cenizas, ha aprendido a llevar sus marcas con orgullo. Y para celebrar este cambio de enfoque, a sus 21 años se hizo un tatuaje de un fénix surgiendo de las llamas y una cita que dice “Soy valiente y fui hecha maravillosamente”.

harley3

Harley ha contado que su experiencia no ha sido nada de fácil. “Fui víctima de burlas cuando niña y sigo siéndolo, pero ya no me afecta como lo hacía hace algunos años”.

“Me cansé de sentirme como lo hacía sobre mi misma y me di cuenta de que esta persona negativa no era yo y que lo que me pasó, me pasó por una razón (…) Dios me permitió vivir y creo que Él permitió esto, se supone que debo ayudar a otros, quemados o no, a darse cuenta de que son hermosos más allá de lo que la sociedad espera. (…) Espero convertirme en enfermera y en oradora motivacional para ayudar a otros.”

harley2

Harley y su novio Joshua

Harley pasó años muy difíciles tratando de aceptar su cuerpo.

“Incluso usaba abrigos y pantalones en el verano. Simplemente no quería que me vieran. No podía soportar las miradas y los comentarios que haría la gente. A los 14 comencé a deprimirme, odiaba cómo me veía y quería morir. Pensé en el suicidio muchas veces. No podía mirarme al espejo”.

Hoy, la joven proyecta una imagen de seguridad y confianza que de seguro la llevarán lejos. ¡Es una verdadera luchadora!