Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿Tus productos electrónicos duran poco? Lo hacen para que gastes más dinero

Esta es la bombilla de la estación de bomberos de Livermore en California. Su particularidad es que desde 1901 está encendida. Fue fabricada a finales de 1890 y alumbra como si fuera la primera vez que la usan.

Esto lleva a preguntarnos cómo es posible que esa bombilla tenga tantos años y que las que compramos hoy duren unos pocos meses.

Hoy a esto se le llama obsolescencia programada: la práctica de diseñar y fabricar productos con una fecha de caducidad determinada, destinada a obligar al consumidor comprar el mismo o similar producto.

servicio_tecnico

Lo cierto es que el porcentaje de electrodomésticos que se deben reemplazar en sus cinco primeros años de su vida por problemas técnicos se ha duplicado entre 2004 y 2012, según un estudio realizado por la Universidad de Berlín y el Öko-Institut.

¿Cuándo surgió la obsolecencia programada?

Este concepto se remonta a 1932, cuando Bernard London propuso terminar con la crisis de la Gran Depresión a través de la obsolescencia programada y obligarla por ley (aunque nunca se llevó a cabo).

electrodomesticos

Su objetivo era obligar a las fábricas a producir objetos que rápidamente se deterioraran y que tengan que ser sustituidos por otro nuevo para, así, reactivar la industria y la demanda de productos.

¿Reduce la industria intencionalmente la duración de vida de sus productos?

Es una pregunta difícil de responder, pero hay casos que podrían demostrarlo. Lo que está muy claro es que cuando un electrodoméstico se estropea antes de los cinco primeros años, es evidente que no ha respondido a las necesidades de los consumidores, además de dañar el medio ambiente.

IMGP6572

Un indicio de que estamos frente a la obsolecencia programada es que antiguamente los fabricantes presumían de lo mucho que duraban sus electrodomésticos y ofrecían garantía de por vida. Hoy lo hacen por solo un año, generalmente.

Las técnicas utilizadas

Las técnicas más utilizadas para que los productos deban ser desechados son:

  • La falta de piezas de repuesto
  • Aparatos que no se pueden abrir porque en vez de tornillos, están pegados.
  • Actualización de software que dejan obsoleto el aparato

La impresora que deja de funcionar

En un documental de la Televisión Española, llamado “Comprar, Tirar, Comprar“, aparece el caso de Marco un técnico informático al que su impresora dejó de funcionar.

El diagnóstico de la impresora Epson le costaba $15 euros y la reparación alrededor de $120 euros. Una impresora nueva costaba mucho menos, $39 euros.

impresora

En su casa se puso a averiguar qué era lo que le estaba sucediendo a su impresora. Investigando, se dio cuenta de que los ingenieros de impresoras determinan el tiempo de vida útil de las mismas al diseñarlas, es decir, que cuando uno compra una impresora, ya está definido cuánto tiempo va a funcionar.

chipeeprom

Este chip EEPROM, cuenta las impresiones y hace que deje de funcionar una impresora.

Este diseño de impresoras que tenía Marco, tenía un chip EEPROM cuya función era contar las impresiones que se habían realizado. Cuando se llegaba a un número específico, se bloqueaba la impresora y dejaba de funcionar.

¿Qué fue lo que hizo? Investigando, encontró una web rusa, que ofrecía un programa para poder resetear el chip contador. Lo descargó y lo instaló. Finalmente, la impresora Epson volvío a funcionar.

Este caso demuestra que la obsolecencia programada sí existe y lo hacen para que tú debas gastar mucho dinero, siempre.