Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Ramón Recuero: el herrero youtuber que mantiene viva la forja medieval

Ramón Recuero, sin grandes pretensiones y sí, con mucha experiencia detrás, explica pacientemente todos los secretos de su oficio y arte. Lleva 45 años investigando y trabajando el metal, conoce las mismas técnicas que se empleaban hace más de 500 años y aprovecha muy bien YouTube para enseñarlas.

Comenzó muy joven a los 11 años luego de que el maestro Efraín –recuerda- lo dejase pasar a darle martillazos a un yunque. Así, la Escuela de Artes y Oficios de Ciudad Real (España) se convirtió en su segundo hogar durante las tardes por 3 años mientras aprendía todo lo relacionado con la forja tradicional, técnicas antiguas que su maestro le enseñaba con el aparente propósito de que no se perdiesen para siempre.

La llegada a San Antonio

Natural de Calzada de Calatrava, en Ciudad Real, Ramón tiene 56 años y gran parte de ellos los ha vivido en San Antonio (Toledo) donde llegó por un lugar vacío y el silencio. “Buscaba un sitio abandonado por la idea de que fuera más económico”, explica el herrero.

Así, el pequeño pueblo colonial de 16 casas se convirtió en el lugar donde instaló su taller que hoy sirve de escuela para quienes desean aprender este oficio milenario. Además funciona desde entonces un negocio con productos de forja artesana que ahora vende por Internet.

Y su presencia allí logró que muchos vecinos que habían decidido abandonar San Antonio se lo pensaran nuevamente. Y el pueblo cobró vida.

El paso al mundo digital

La crisis económica de 2008 en España llegó a todos los rincones del país. También al taller de Ramón Recuero. ¿Qué hacer? Dejaron de llegar pedidos y no había mucho trabajo para él y sus dos ayudantes.

Así, buscando la oportunidad, un día decidió comprarse una cámara y comenzó a grabar videos que luego subió a YouTube para seguir los pasos de su maestro, Efraín: evitar que se perdieran las técnicas que bien conocía. Corría el año 2011.

Para su sorpresa, las visitas se acumulaban y crecían y poco tiempo después comenzaron a aparecer personas interesadas en aprender. Ahí nace la escuela y ahora los alumnos provienen de todas partes del mundo. Su fama ha sido tal que también ha viajado dentro y fuera del país para difundir todo lo que sabe.

Foto: Shutterstock

Etiquetas