Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Quitarle el abrigo a tu hijo antes de ponerle el cinturón de seguridad podría salvarle la vida

Quitarle el abrigo en época de frío es lo último que haríamos, sin embargo, este detalle podría cambiar la historia en un accidente.

Muchas veces abrigamos a nuestros hijos más de lo que debemos, nos preocupamos por su salud y esto cuando hace frío hace que nos pongamos un poco exagerados como padres.  No obstante, ese inocente acto es sumamente peligroso a la hora de subir a nuestro menor a un auto y esto explica por qué según La Voz del Muro.

Los abrigos hacen un espacio entre el cinturón y el pecho del niño, que está compuesto solamente de aire, por lo que no va sujeto tan bien como debería.

Este espacio puede hacer que el niño vaya despedido por los aires o que se doble de una peligrosa manera, aunque esto depende de lo voluminoso del abrigo, su material, la velocidad del choque, etc.

Por esto lo más adecuado es introducir uno o más dedos debajo del cinturón y si caen más de dos dedos está demasiado flojo. Los expertos recomiendan colocar el cinturón sin el abrigo puesto y arroparlo por encima, así va con una temperatura adecuada y seguro.

Fotos: Giphy / Shutterstock

pixel