Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Quiso tomarse una selfie con una estatua de 400 años y cometió la estupidez de su vida

Al torpe protagonista de esta historia debiesen prohibirle el ingreso a cualquier museo del mundo. 

Si eres un fanático de la cultura universal, seguramente al terminar de leer esta publicación sentirás hostilidad en contra del protagonista de la historia. Es que su torpeza y descuido son tan graves, que desde ahora en adelante debiese tener prohibido el paso a cualquier lugar donde se exhiben piezas de arte.

Una publicación de Distractify consigna que durante una jornada de visitas gratuitas al Museo Nacional de Arte Antiguo de Lisboa, un turista brasileño destruyó una escultura del siglo XVIII, mientras hacía algo que tú realizas a diario con tu celular.

escultura

Se trataba de una escultura de San Miguel, que tiene 400 años de historia, y que el torpe viajero tiró al piso mientras intentaba hacerse una selfie. El turista se estaba acomodando para su autorretrato, cuando empujó la bella estatua, que terminó en pedazos.

Nuno Miguel Rodrigues estaba ahí cuando ocurrió, y sacó la foto que se ha vuelto viral en Facebook. El subdirector del museo, Jose Alberto Seabra Carvalho, ha dicho: “Llevo muchos años trabajando en el museo y no recuerdo que nunca haya pasado nada similar.”

IMG_98642

El caso está siendo investigado y del nombre del turista responsable de la destrucción de la obra de arte se mantiene en reserva.

Fotos: Instagram

pixel