Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿Quieres dejar de estar de mal humor? La ciencia tiene una solución que te ayudará

Cuando tenemos un conflicto por lo general nos concentramos en preguntarnos el por qué nos sucedió tal cosa y ahí está el problema. 

Es indiscutible que los conflictos nos generan mal humor. Una discusión con la pareja, un mal rato al realizar un trámite, un examen fallido o enterarnos de que tenemos alguna enfermedad puede ser motivo suficiente para que perdamos el buen humor.

Cuando vivimos estas situaciones que nos producen estrés parece imposible poder salir de ese estado, pero esto sucede porque en general nos concentramos en preguntarnos por qué nos ocurrió tal cosa, y con eso no hacemos más que empeorar nuestro ánimo, publica Vix.

shutterstock_307219016

Sin embargo, investigadores de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, sugieren que es posible dejar de estar de mal humor e incluso solucionar de manera mucho más rápida el problema. Lo único que necesitamos es concentrarnos en un nuevo enfoque.

Los expertos descubrieron que concentrarse en los detalles de la discusión e imaginar cómo podría haber sido diferente, puede ayudar a las personas a sortear los malos sentimientos que siguen a los conflictos.

shutterstock_529081603

Para llegar a esta conclusión los investigadores realizaron un ensayo de seis semanas que se centró en pacientes que sufren de depresión clínica y se les solicitó que buscaran señales de advertencia de estrés y repasaran situaciones estresantes. Los que se centraron en el desarrollo de los hechos y cómo podría haber sido diferente se mostraron menos afectados.

“Cuando las personas se entrenan para pensar sobre detalles sensoriales específicos y la secuencia y el contexto de un evento emocional, se muestran emocionalmente más resistentes a un factor de estrés inesperado”, explica el profesor Ed Watkins, líder del estudio.

shutterstock_360398342

Este nuevo enfoque para enfrentar los problemas puede ayudarnos a sentirnos mejor con respecto a eventos estresantes. La clave está en pensar qué es único en esa situación y cómo sucedió, en vez de pensar por qué me sucedió.

Fotos: Shutterstock.

pixel