Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Quedó postrado en una silla de ruedas y su perro aprendió solo a llevarlo a todos lados

Tras sufrir un grave accidente en motocicleta, Joao quedó postrado, pero en su perro encontró el apoyo y compañía que necesitaba.

Hace un par de años Joao, un joven de la ciudad de Taiobeiras, Norte de Minas de Gerais- Brasil, protagonizó un accidente en motocicleta que lo dejó sin movilidad en sus piernas. Desde entonces, Joao precisa de su silla de ruedas para poder movilizarse.

Un día, la familia del malogrado joven pensó que sería buena idea adoptar un perro de la calle, para darle un hogar y para que le hiciera compañía a Joao. Fue así como Lobo llegó a la familia y desde entonces, el muchacho y su nuevo amigo, se volvieron inseparables.

lobo

Una tarde en que el perro y su joven amo paseaban por la ciudad, sucedió un imprevisto. La silla de ruedas de Joao quedó atascada cuando subía una acera. Mientras pensaba en cómo zafar de la situación, notó que algo estaba empujando la silla, grande fue su sorpresa cuando vio que era Lobo quien lo auxiliaba.

“Toda la complicidad ya existía entre nosotros, pero lo que hizo Lobo aquel día y que le salió a él sin que nadie se lo pidiese, ayudarme de aquella forma a salir de aquella acera de la que yo no hubiera podido salir solo, fue algo realmente conmovedor”, recordó Joao.

Desde ese momento, cada vez que salen juntos, Lobo se lo toma como un juego y no duda en socorrer a su amigo en caso de presentarse algún problema. Si Lobo se cansa, simplemente continúa caminando al lado de su amo.

Revisa el emotivo video de Lobo y su amo.

Foto: Captura de Youtube

pixel