Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿Por qué las ventanas de los aviones tienen este pequeño agujero?

No es que yo viaje muy seguido en avión pero cada vez que lo hago me fijo en el agujero diminuto que hay en cada ventana. No puedo ser el único que alguna vez se lo haya preguntado; ¿cuál es su propósito? Para explicarlo primero hay que entender como funciona esta ventana.

Cabina de un avión

Según Marlowe Moncur, director de tecnología de GKN Aerospace, las ventanas de los aviones están hechas con tres paneles transparentes y sólidos de resina acrílica y sintética: el exterior, que es el que da afuera del avión, uno central y el interno que da a la cabina.

De los tres paneles, el panel exterior está encargado de soportar la presión externa, que puede ser de 0,23 bares al alcanzar los 10 kilómetros de altura.

Esquema de una ventanilla de avión

Además, este panel y el central son los únicos que cumplen una función estructural, ya que si el exterior se rompe, el central lo reemplaza. Por lo tanto el interior, el que da a nuestro lado, solo sirve para que rompamos los paneles que sí sirven.

Vista desde una ventana

Al final de cuentas el respiradero, como se le denomina, sirve como una válvula que permite que la presión del aire de la cabina de pasajeros y la del aire que hay entre el panel externo y el central puedan equilibrarse y asegura también que la presión de la cabina durante el vuelo se aplique sólo al panel externo. Interesante, ¿no?

Fotos: Shutterstock.com