Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Por esta razón jamás deberías aguantarte un estornudo

¿Te has aguantado alguna vez un estornudo? Está bien, nadie te culpa. Puede que quieras ser educado o evitarte una vergüenza, pero la verdad es que cada vez que aguantes uno, te haces daño a ti mismo.

Mujer estornudando

Debes estarte preguntando qué tan malo puede ser, y la verdad es que es muy perjudicial a tu cuerpo.

En primer lugar si no estornudas, privas a tu cuerpo de eliminar todas las micro partículas y bacterias perjudiciales para tu salud. Es más, puede que, por la presión, incluso propagues estos cuerpos patógenos hasta tus oídos al aguantarte.

Niña estornudando

Esta misma presión puede fracturarte un cartílago nasal, provocar una lesión auditiva o generar una hemorragia interna, todo esto por aguantarte. Así de complicado es.

Estornudo de Blancanieves

Además, es imposible estornudar con los ojos abiernos. El hecho de que nuestros ojos se cierren es un acto reflejo de protección. Nuestro organismo protege a los ojos ante las infecciones que podríamos adquirir al estornudar con los ellos abiertos.

Ya lo sabes: si quieres estornudar, solo hazlo.