Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Policía fue víctima de la filtración de sus fotos íntimas y terminan despidiéndola

La uniformada aparece en un baño tomándose una fotografía que pudo haber sido filtrada por su expareja.

La filtración de fotos íntimas puede arruinarle la vida a la persona que es víctima de este delito. La vergüenza por revelarse algo tan privado incluso puede tener consecuencias en el trabajo.

Es lo que le ocurrió a María Florencia Salinas, miembro de la sexta comisaría de Villa Rosas en Bahía Blanca, Argentina, quien fue víctima de la filtración de sus fotos posando con el uniforme y su arma de servicio.

“Soy una víctima de quien subió las fotos que son parte de mi intimidad”, se excusó Salinas con Radio La Brújula.

La funcionaria fue despedida de la policía por el hecho y tiene la teoría de que la filtración la pudo hacer su expareja o la actual novia de él. Además explicó que la foto no fue tomada en horario de trabajo.

“Está tomada en el baño cuando concluía un adicional… No tienen por qué darse a conocer esas fotos que son de índole privado y uno puede hacer lo que se le plazca”, afirmó la expolicía.

Frente al contexto en el cual se tomó la foto, María Florencia explico que “mi pareja era enfermo de celos y le mandaba fotos de prácticamente todo lo que hacía. Le estaba mostrando el aro de la panza, porque él me pedía ver cómo había quedado el piercing en el ombligo. No fue nada sensual”.

El hecho le ha traído problemas familiares y la consecuencia de perder el trabajo, algo que realmente amaba, según cuenta.

“Mi situación personal no es nada agradable porque estas fotos las ven mi hijo y mis padres. Amo mi profesión, es lo que más me gusta, soy técnica en narcocriminalidad. Soy madre soltera y sostén de familia. Esto me está perjudicando muchísimo”, aseguró.

Fotos: Reproducción



pixel

Etiquetas