Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Plantó este terreno cuando era un niño y lo que encontró 36 años después es increíble

Este hombre comenzó un sueño desde pequeño y nunca imaginó lo que lograría después de 36 años. Su nombre es Jadav Payeng y vive en la ciudad de Jorhat, al norte de la India.

Su emocionante historia comenzó en 1979, cuando una riada arrastró a una gran cantidad de serpientes a la orilla del río, que murieron por culpa del calor. Jadav jamás pudo quitarse esa imagen de su mente.

El problema del lugar era que no tenía vegetación. Era una especie de desierto. Así lo muestra esta foto satelital.

jadav01

Jadav pidió a las autoridades que plantaran árboles en la zona, pero le dijeron que allí no podría crecer nada. Entonces pidió ayuda a los ancianos del pueblo, que también se negaron, aunque le dieron 20 bambúes.

Por esos años, Jadav tenía 16 años y comenzó a darle forma a la idea que le cambiaría la cara a ese desértico lugar. 

jadav02

Desoyendo a las autoridades, Jadav Payeng plantó los bambúes que le habían regalado en medio del terreno baldío. Y no se detuvo ahí. Siguió plantando distintos árboles en el lugar.

jadav03

Hoy esa plantación es nada más, ni nada menos que un gigantesco bosque de 6 kilómetros cuadrados. Dentro de el caben 10.000 estadios de fútbol.

jadav04

Y eso no es todo, incluso ahora está lleno de animales, como tigres, pájaros, rinocerontes y elefantes, que lo han convertido en una reserva natural.

jadav05

Cuando llegaron los animales, destruyeron las plantaciones de arroz que estaban cerca, por lo que los campesinos intentaron romper el bosque. Jadav los convenció de que no lo hicieran y que el bosque podía traerle beneficios a todos.

jadav06

“Prefiero que me corten a mí que a mis árboles”, cuenta Jadav.

jadav07

Ahora Jadav es todo un héroe en la India y es apodado “El Guardián de los Bosques”.