Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Pensó que sólo estaba borracha, pero ocurrió algo inesperado que cambió su vida en 180 grados

Durante varias noches la joven notó que algo no andaba bien, pero sólo pensó que era consecuencia del alcohol que consumía. 

Rosie Yearling, de 25 años, jamás espero que una noche de fiesta como cualquier otra le cambiaría para siempre su vida, cargada de festejos nocturnos con sus amigos y su novio.

Todo comenzó en la celebración del matrimonio de uno de sus cercanos, donde la joven comenzó a sentir extraños síntomas, vómitos y dolores estomacales entre ellos, pero los dejó pasar al creer que sólo eran momentáneos.
Y así fue hasta un par de semanas después, cuando Rosie nuevamente estaba de fiesta con sus amistades.

B8DHp7aCIAAWVI_

“Recuerdo que lo estaba pasando muy bien, me puse mi vestido negro nuevo y me saqué varias ‘selfies'”, contó la mujer a The Sun sobre esa noche, la que se vio interrumpida por sus deseos de vomitar.

Nuevamente la joven pensó que sólo era momentáneo y que era el alcohol que le había hecho efecto, por lo que una vez más omitió lo que le estaba ocurriendo. Sin embargo, un día, en medio de su trabajo, se aburrió de los dolores de estómago y de espalda, por lo que decidió ir al doctor, quien le dijo que sólo era estrés laboral.

CLHbqZTWgAAx6M0

Con este diagnóstico debajo del brazo, Rosie regresó a su casa y tomó remedios caseros para calmarse, pero a mitad de la noche una nueva ola de dolores la atacaron y no logró dormir. Su padre, al verla llorando y gritando del malestar, miró su estómago y le comentó: “¿No estarás embarazada?”.

En ese momento, la mujer  “no podía asimilar lo que me estaba diciendo. ¿Cómo podría estar yo embarazada? Con mi novio siempre hemos sido cuidadosos, además yo no he tenido ninguno de los síntomas de embarazo…”.

CJe6NeDWUAA_etu

Pero como el dolor no desaparecía, decidió ir urgencias y los doctores le manifestaron que lo más probable es que sí fuera un embarazo. Le hicieron las pruebas correspondientes y notaron que estaba sufriendo de contracciones, por lo que ya hora de dar a luz.

Así fue como Rosie dio a luz a la pequeña Bella, quien afortunadamente nació sin problemas de salud, pese al alcohol que su madre consumió durante la gestación. Actualmente, la niña tiene un año y ambos padres la adoran, aunque nunca pensaron que su vida daría tal giro.

CYw1FRQWsAQ0gz2

Fotos: Twitter Rosie Yearling

pixel