Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Pensaron que este árbol moriría y hoy cumple un hermoso propósito

No es secreto que estar cerca de la naturaleza tiene sus beneficios. Promueve la relajación y la curiosidad, y enseña a las personas de todas las edades a apreciar la belleza natural de nuestro planeta. 

Esa fue la idea tras el especial diseño de este jardín de niños en Tachikawa, Japón. Pero no pusieron solo ventanas y jardines. Hicieron de la naturaleza el centro (literalmente) de la escuela.

Todo comenzó antes de la construcción del jardín en 2007, con un árbol popular. Un Zelkova de cerca de 50 años de antigüedad y muy hermoso, casi fue arrancado de raíz por un tifón. Se secó y se puso gris, casi al borde de la muerte. Los vecinos del sector lo dieron por perdido.

Pero el árbol quiso otra cosa, y volvió a crecer con un vigor increíble. Pronto, había regresado a su gloria original, y era uno de los árboles preferidos de los niños para trepar.

Cuando se planeó la escuela, la decisión natural era incorporar al amado árbol en el recinto. Los arquitectos crearon una solución que puso al árbol justo en el medio.

jardin1

La escuela fue diseñada con los niños en mente, y para motivarlos a explorar y ayudarlos a desarrollar un amor por la naturaleza.

Mira las increíbles fotos. ¡Querrás volver a tener tres años!

jardin2 jardin3 jardin4 jardin5 jardin6 jardin7