Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Pato de goma robado hace 5 años regresa a su casa tras un misterioso viaje por el mundo

El juguete tenía su propio perfil de Facebook, donde compartía sus aventuras lejos de casa y en cerca de 20 países alrededor del planeta.

Hace cinco años que la familia Troiano perdió a su pato de goma, luego de que alguien lo robara del jardín de su casa, ubicada en New Hampshire, Estados Unidos.

Con el paso del tiempo, comenzaron a recibir misteriosas postales del juguete viajando por el mundo. En una de ellas, venía la dirección de un perfil en Facebook, bajo el nombre de “Gale Ducky”, dedicada a los 20 países que conoció antes de regresar a casa.


Gale fue encontrado en la entrada de su casa con una maleta llena de recuerdos de sus aventuras, incluyendo un peluche de Goofy de Disney World, mapas de Tailandia y Sudáfrica, la llave de un hotel en Austria y otro sinfín de cosas.

Jennifer Troiano fue quien descubrió al pato de goma y quedó impactada con su presencia, puesto que ella y su hija habían comenzado a seguir las aventuras de Gale en Facebook.

“Yo sólo pensaba: ‘¿Qué está haciendo en casa? ¿Dónde ha estado? ¿Quién la tenía?”, declaró Jennifer sobre el reencuentro a SeaCosastOnline.

El descubrimiento ocurrió luego de que Jennifer viera en Facebook un fotografía de su juguete afuera de su vivienda, en la que comentaba que estaba “esperando mi camino”.”Vi la foto y dije: ‘Esa es mi vereda'”, apuntó Jennifer.

Gale había llegado a la familia hace 10 años, cuando Alicia Troiano lo recibió de parte de un vecino como regalo de una de las niñas que se dedicaba a cuidar. Su nombre original, dado por la familia, es “Baldie”.

Un día Baldie se perdió, cambió de nombre y visitó Honduras, Amsterdam , Medio Oriente, El Caribe, México, Sur Corea, Hawai, Zimbawe, Panamá, Gales, Inglaterra, Orlando, San Diego, Las Vegas y las Cataras del Niágara, por nombrar algunas.

Sin embargo, sus aventuras parece que llegaron a su final y los Troiano están seguros de que “tuvo demasiada diversión y decidió regresar a casa”.

“Estamos felices de que nuestro pato haya explorado y viajado. Eso fue lo primero que pensé cuando la vi. Me hubiese gustado haberla robado y divertirme con ella”, comentó Jennifer.

Alicia, por su parte, comentó que “tengo muchas preguntas. Quisiera saber quien o quienes les hicieron las fotos y la llevaron por el mundo, especialmente porque no es un pato pequeño ni portable”.

Y es que uno de los elementos que hace aún más misteriosa la escapada por el mundo de Gale es que la familia desconoce la identidad del ladrón que se llevó al pato de goma de viaje.

“Pese a que es un misterio, todo sigue siendo muy divertido”, remató la familia Troiano.

Fotos: Facebook

pixel