Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Pasó 56 años huyendo de la policía y este gran error permitió su captura

Frank Freshwaters, de 79 años, el hombre capturado bajándose de su casa rodante en Florida, Estados Unidos, luego de haber huido de la justicia durante 56 años, logró su libertad condicional el 25 de febrero.

El sujeto se había cambiado de nombre, bautizándose William Cox, confiando que ese detalle le permitiría estar libre por siempre.

Sin embargo, un equipo de policías que hace tiempo lo buscaba le tendieron una trampa, haciendo que firmara un documento y estampara sus huellas digitales, confirmado así su verdadera identidad.

Cuando el mayor Tod Goodyear se le acercó con una fotografía de él, aunque de cuando sólo tenía 23 años, le preguntó si conocía al hombre de la imagen; consigna The Guardian.

joven

“No lo he visto en mucho tiempo”, confesó ingeniosamente el hombre, quien fue acusado de 1957 de matar a un peatón, ganándose una condena de 20 años, pero la que nunca cumplió luego de que se le otorgara la libertad condicional y huyera.

Pero no bastó mucho para que fuera recapturado, causando que estuviese un tiempo en un reformatorio en Ohio, luego en una prisión de mínima seguridad de la que escapó en 1959 hasta 2015, cuando fue capturado y puesto en prisión.