Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Pagó por un cambio de look y terminó llamando a la policía tras ver el resultado

La mujer llevó una fotografía de la idea que tenía en mente para su cabello, pero aún así lo que obtuvo fue un verdadero desastre. 

Lo que debía ser un simple cambio de imagen se transformó en toda una pesadilla para Nina Mather, hasta el punto de transformarse en un caso policial.

Todo ocurrió cuando la mujer llegó a un exclusivo salón de belleza en Sydney, Australia, para hacerle un cambio radical a su corte y su color de cabello. Con el fin de ayudar a la persona que se encargaría de su transformación, Nina le mostró una fotografía de la idea que tenía en mente.

15193708_10154865662708694_105727629672195886_n

Durante 5 horas la australiana se puso en mano de uno de los trabajadores de la peluquería, quien le alertó previamente que su nuevo look le costaría 200 dólares. Tales eran las ganas de Nina de renovar su cabello que el precio no le interesó y aceptó con gusto.

Sin embargo, cuando llegó la hora de que la peinaran para mostrarle el resultado, todo se volvió un desastre. Y es que no sólo el efecto degradado que quería era imperceptible, sino que su pelo además quedó seriamente dañado.

15181352_10154865662738694_1750523749300249075_n

Ante esto, Nina se negó a pagar los 200 dólares. El dueño del local intentó llegar a un acuerdo ofreciéndole un descuento de 60 dólares, pero ella no se aceptó y decidió llamar a la policía; consigna DailyMail.

Desafortunadamente, la queja de la mujer no tuvo un efecto positivo en los oficiales, quienes le comentaron que estaba obligada a pagar el servicio pese a su disconformidad y que debía presentar una queja forman en la secretaría del consumidor.

15109622_10154865662753694_6155287778881021703_n

Tal fue el impacto que tuvo el mal trabajo de peluquería en la estima de Nina que la mujer tuvo que comprar una gorra para ir a trabajar, ya que le daba demasiada vergüenza el estado de su cabellera.

3AA3DC8000000578-3959496-image-m-68_1479787953173

Con el mal rato en su memoria. la mujer se animó a ir a otra peluquería donde pudiesen rescatar su peinado. Para su fortuna, llegó al lugar correcto y, luego de 3 horas de trabajo, pudo recuperar la buena apariencia de su pelo.

3AB580B900000578-3966982-Just_three_days_later_Ms_Mather_pictured_debuted_her_repaired_au-a-14_1479967156710

Fotos: Facebook Nina Mather

pixel