Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Padres intentaron vender a su hija por el precio de un iPhone para satisfacer sus vicios

Ashley Harmon, madre de una niña de apenas tres meses, y su pareja, Jonathan Flint, fueron detenidos, luego de que intentara vender a la pequeña a una vecina. Sin embargo, como la mujer se negó a aceptar, le pidieron que la cuidara y desaparecieron.

La pareja, oriunda de Layland en Virgina Occidental, Estados Unidos, pedían 1000 dólares por la niña, pero luego rebajaron el precio a 500. En ambas ocasiones, Carolyn Redden se negó a aceptar el intercambio.

Frustrados ante la negativa de la mujer, los padres le pidieron que cuidara de la niña, mientras ellos realizaban trámites. Dado que el estado de la niña era lamentable, tenía una severa dermatitis causada por el pañal y la leche que le dejaron estaba en mal estado, Carolyn llamó al servicio de emergencia.

“Estaba temblando, apretando los puños, llorando y gritando. ¿Por qué tienen un hijo si no lo van a cuidar”, declaró Carolyn a WVAH.

Tras la denuncia, la policía arrestó a la madre de 25 años, quien tiene otros dos hijos menores de tres años que dejó abandonados en diversos lugares, y a su pareja, de 20 años. Ambos enfrentan cargos de venta o intento de venta de menores y abandono agravado del niño, creando riesgo de lesiones o muerte.

De acuerdo a la investigación oficial, la pareja sufría de abstinencia en el consumo de estupefacientes, por lo que pretendían ocupar el dinero para comprar drogas.