Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Padre e hija podrían pasar tres años en prisión por irse sin pagar de un restaurante

Irse de un restaurante sin pagar es una practica que muchos comensales han confesado haber realizado en alguna ocasión. Algunos lo han hecho por diversión, otros por necesidad, y varios simplemente por ahorrarse la cuenta.

Pero esa mala costumbre ahora le podría costar la libertad a un padre y su hija, quienes se enfrentan a tres años de cárcel por irse sin pagar de un restaurante de Cardona, en Barcelona, España.

Los familiares organizaron una comida con 28 comensales y no pagaron. Los acusados, que reservaron el restaurante dos días antes de ir, habrían falsificado el comprobante del depósito bancario que les pidió el establecimiento por adelantado. Por esta razón, los acusa de un delito de estafa.

Según la acusación de la fiscal, padre e hija contactaron vía mail con el restaurante “La Plantada” y reservaron un menú con desayuno y comida para un grupo de 28 personas. El negocio les pidió un pago de 760 dólares para la reserva.

Después de hacerles llegar el comprobante del depósito, la hija, con 27 personas más, se presentó el día de la reserva en el restaurante. Este les sirvió los menús que habían pactado, que ascendieron a 820 dólares. El negocio, sin embargo, no recibió nunca ningún depósito en la cuenta bancaria, consigna La Vanguardia. 

El ministerio público acusa a ambos imputados de un delito de estafa y pide para cada uno de ellos tres años de prisión, además de una indemnización por el restaurante de 820 dólares, que es lo que costó la comida que no pagaron.

Foto: Shutterstock.

Etiquetas