Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

Ofrecen el mejor trabajo del mundo: tomar cerveza, viajar gratis y ganar 64.000 dólares al año

Es el trabajo que cualquiera soñaría. Debes cumplir estos requisitos y el puesto podría ser tuyo. ¿Te animas?

El Museo Nacional de Historia Americana forma parte de la prestigiosa y fundamental Smithsonian Institution, un grupo de museos y centros de investigación administrados por el Gobierno de los Estados Unidos frecuentemente llamados “el ático de la nación” por su colección ecléctica de 138 millones de ítems.

Museo Nacional de Historia Americana

Como tal, el Museo lleva adelante diversos programas de investigación, proyectos de preservación del patrimonio e indagaciones en la forma de comportarse, consumir y actuar de la sociedad norteamericana.

Y aquí viene lo bueno y lo que le da sentido a esta noticia: ofrecen 64.000 dólares anuales y un contrato de tres años, para dedicarse a viajar por los Estados Unidos a beber cerveza.

Choque de jarras

El trabajo parece ser el trabajo soñado pero por supuesto que incluye otros elementos que, además, lo vuelven una experiencia de investigación muy atractiva para cualquier historiador o cientista social.

Además de viajar por diversas fábricas probando cerveza, el bebedor también tiene que escribir artículos, reunir documentación y, en general, conducir una profunda investigación sobre comida y bebida cuyo objetivo es luego ser utilizada por las autoridades del museo en la elaboración de exposiciones y publicaciones.

Destapando una cerveza

De hecho el puesto de trabajo forma parte de un proyecto paraguas mucho más amplio denominado “Smithsonian Food History Project” (“Proyecto Smithsonian de la Historia de la Alimentación”).

Esta iniciativa se encuentra en línea con los recientes avances en el estudio de como comemos, la industrialización de los alimentos, los agroquímicos y el interés por una vida más saludable y productos alimenticios de mejor calidad.

La directora del mismo, Susan Evans, declaró que:

“La cerveza y su producción han sido siempre una parte importante de la experiencia americana, incluso desde antes de la fundación del país”.

Asimismo, una de las comisarias del proyecto, Paula Johnson, completó diciendo que hace años que están preparando preparando “una exposición sobre los grandes cambios a partir de la Segunda Guerra Mundial respecto a cómo y qué comemos los americanos, y una de las cosas que nos generaba curiosidad era el mundo de la fabricación de cerveza. Nos hemos fijado también en el vino, el queso, el café, el pan artesanal y los mercados con productos de las granjas”.

Echando cerveza

Por supuesto que una oferta con estas características llamó muchísimo la atención de una barbaridad de personas.

Hay requisitos bastante detallados, que incluyen ser historiador y haber publicado algún artículo o tener algún tipo de acreditación en investigaciones relacionadas con la cerveza y la alimentación (de forma tal de asegurarse de contratar a alguien idóneo, y no solo a un borracho) pero esto no ha evitado que la página web del museo colapse ante la gran cantidad de interesados, aunque en estos momentos se encuentra activa.

Los aspirantes tienen hasta el 10 de agosto para presentar su candidatura y luego tendrán que arremangarse y ponerse manos a la obra: en Estados Unidos, producto en gran medida del intenso crecimiento de las destilerías artesanales, hay 4.269 fábricas del dorado brebaje.

Cervecería

A continuación, aquí está el aviso tal cual apareció en la página, por si interesa a alguno de nuestros lectores:

“El ‘Smithsonian Food History project’ del Museo Nacional de Historia Americana, en Washington, DC, está buscando a un historiador / académico para encargarse de la documentación y el trabajo de campo de una nueva iniciativa sobre la historia de la producción de cerveza en América, con especial énfasis en la industria de fabricación. El puesto pertenece a la División de Trabajo e Industria y el acuerdo tendrá una duración de tres años.

El candidato elegido tendrá experiencia probada en investigación académica, organización y conducción oral de ponencias históricas, publicaciones tanto para audiencias académicas como para el público en general , y conocimientos de archivo de material cultural.

El candidato trabajará con miembros del equipo de comisarios del Museo en tareas de colección y desarrollo del contenido para una amplia variedad de programas y aplicaciones, incluyendo formatos digitales. Animamos a que se presenten aquellos candidatos  con un alto grado de especialización histórica en negocios, producción de cerveza, alimentación, o aspectos culturales similares.

Debe ser capaz de viajar y trabajar tanto de manera independiente como en equipo, de cumplir plazos y de comunicarse de manera eficiente tanto con los compañeros como con el público”.

¿Estás listo para postular? Cuéntanos en los comentarios.

 Fotos: Shutterstock.com / Wikipedia