Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿No soportas cuando la gente hace ruido al masticar? Puede que sufras este trastorno y no lo sabes

Quienes padecen esta afección pueden experimentar estrés, ira, irritación y hasta tener reacciones físicas al oír estos sonidos. 

Lo que para la mayoría son sonidos de fondo, a los que no se presta mayor atención, como el ruido al masticar, el tintineo de los cubiertos o el chirrido de un piso de madera, para algunas personas resultan ser profundamente desagradables.

Los sonidos que provocan este malestar suelen tener una intensidad relativamente baja, entre 40 y 50 decibelios, es decir, por debajo de una conversación a un volumen normal. Sin embargo, al oírlos, hay quienes pueden experimentar estrés, ira e irritación, y en casos extremos, incluso rabia violenta, publica Viral Diario. 

source

Las personas que odian irracionalmente determinados ruidos, como mascar, sorber o el originado al tragar sufren lo que se denomina misofonia, que significa “odio al sonido”, y puede llegar a provocar en ellos reacciones físicas.

Quienes sufren esta afección no reaccionan ante cada uno de estos sonidos, pero algunos de ellos les hace ser un disparador para experimentar pensamientos negativos extremos.

shutterstock_419610538

En un estudio reciente de la Universidad de California, en San Diego, Estados Unidos, se descubrió que el 80% de estos sonidos “disparadores” se relacionan con la boca, como los sonidos originados al masticar o tragar.

Todavía no existe cura para esta patología, salvo una terapia cognitivo-conductual o el uso de dispositivos que produzcan ruido blanco, por ejemplo zumbidos, como el de un ventilador en marcha, que ahogan los ruidos molestos, que les sirve para aliviar la tortura que les provoca escuchar como alguien mastica.

Fotos: Shutterstock / Giphy

pixel