Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

¿No se puede confiar en nada? Los contadores de calorías del gimnasio nos están mintiendo

Es innegable que cada vez que se termina una rutina fitness en alguna máquina del gimnasio se revisan ciertos datos que nadie quiere dejar de chequear: el tiempo total del ejercicio y, especialmente, las calorías quemadas.

Y es que pareciera que las personas necesitan resultados numéricos, cifras que demuestren cuánto valió el esfuerzo para proponerse nuevas metas o compararse con las antiguas.

Pero, ¿qué tan confiables son estos números? Un cronómetro puede fallar en milésimas y, a la larga, no hace la diferencia, pero el contador de calorías -un medidor que puede afectar para bien o para mal- tiene algunos problemas que debes conocer.

Un estudio de la Universidad de Michigan demostró que las máquinas de los gimnasios son mucho menos precisas de lo que se pensaba al momento de contar las calorías.

Por ejemplo, un caminador elíptico es la menos precisa de todo el arsenal del gimnasio, puesto que poseen un margen de error que puede llegar a un 42%.

shutterstock_328157702

El escalador, por su parte, pueden disminuir en un 50% el consumo de calorías si la persona se inclina hacia adelante y tienen un 20% de sobrestimación de la energía quemada.

“Lo que realmente se necesita saber es cuántas más calorías por encima de la tasa metabólica en reposo se están quemando. De modo que si la máquina dice 400 calorías, se debe realizar un ajuste de 20% para encontrar el número neto. De esos 400, la escalera es responsable de 320 calorías. Las otras 80, por ejemplo, se queman con tareas tan sencillas como leer un libro sentado”, detalló el profesor de fisiología del ejercicio Michele Olson.

Respecto a la cinta caminadora, el contador es bastante exacto cuando se introduce el peso y no se utiliza el pasamanos. El problema es que muchas no preguntan por el peso, utilizando un standard de 70 kilos.

“Esto significa que si una persona pesa alrededor de 60 kilos, se quema aproximadamente el 15% menos de calorías de que la máquina informa”, relató Olson.

shutterstock_227453194

Ante esto, la bicicleta fija es la máquina con índices más exactos, ya que calcula con datos técnicos como MET (equivalentes metábolicos) y vatios (que miden la potencia de salida).

En conclusión, dado que las máquinas ignoran patrones de comportamiento como la postura a usar, y otros como el peso o el nivel de entrenamiento den cada persona, no se puede confiar en los números que arrojen cada vez que terminemos una rutina.