Todos los contenidos que te importan en un solo lugar

No puede salir a jugar por su rara enfermedad, pero sus enfermeras del hospital tuvieron una idea brillante

Cuando la nieve comenzó a caer, lo único que Lucy Wiese (7) quería hacer era correr afuera a jugar, como cualquier niño de su edad haría. Sin embargo su enfermedad se lo impedía.

Lucy tiene una rara deficiencia inmune llamada síndrome de Job, donde las personas afectadas presentan infecciones cutáneas crónicas graves.

Esta enfermedad se cura con un trasplante de médula ósea que Lucy tuvo en diciembre en el Instituto Nacional de Salud en Maryland, Estados Unidos. Pero todo esto le trajo un problema a Lucy. Se le hace imposible salir, especialmente en un ambiente con características bastantes frías.

1

Cuando una de las enfermeras de guardia se dio cuenta de lo triste que estaban los niños del hospital, entre estos Lucy, por no poder jugar al aire libre con la nieve, se le ocurrió la brillante idea de juntar recipientes y llenarlos con nieve suficiente para hacer una bola de nieve como corresponde y se los llevaron a los niños.

Cuando llegó esta sorpresa Lucy y los otros no lo podían creer. Inmediatamente comenzaron la construcción de muñecos de nieve, incluyendo personajes de “Frozen”.

La madre de Lucy, Jan Wiese, dijo que Lucy hace tiempo que quería hacer una figura de nieve del personaje Olaf, pero finalmente hizo un muñeco de nieve de seis pelotas.

También se les dieron crayones y pintura para agregar más color a las creaciones.

“Lucy ha estado acá durante casi ocho semanas, y apenas ha sido capaz de salir de su habitación, así que fue muy divertido para ella que fuese capaz de jugar con la nieve”, cuenta su mamá.

2

“Las enfermeras son increíblemente compasivas y solidarias. Ellas velan por los niños y sus padres, y se siente como una comunidad”, dijo Wiese.